COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por Keerti Melkote, Presidente de Intelligent Edge para HPE y Fundador de Aruba Networks

El año entrante será decisivo para las empresas que aprovechan la tecnología para transformar y personalizar experiencias, ofrecer mejores resultados comerciales e impulsar operaciones hipereficientes en el edge de la red.

En 2020, las tecnologías de seguridad cada vez más autónomas y basadas en la inteligencia artificial se volverán más prominentes a medida que las tecnologías emergentes como IoT y aplicaciones informáticas de vanguardia consuman a los profesionales de la seguridad que requerirán una forma más eficiente de proteger sus organizaciones.

La automatización impulsada por IA, la mayor capacidad de programación y la capacidad de tomar medidas basadas en conocimientos son todos atributos de una red moderna y autovalidante. En 2020, veremos avances continuos en las áreas de análisis de datos y seguridad, entre otros, que permitirán que el proceso de gestión de la red pase de ser proactivo a predictivo, aliviando la carga de los administradores de red y permitiéndoles centrar sus esfuerzos en problemas que afectan el negocio.

Por otra parte, las redes nativas de la nube ayudarán a los equipos de DevOps al tener infraestructuras de conmutación que interactúan con una GUI basada en la nube para admitir mejor las aplicaciones que han proliferado en casi todas partes en las empresas modernas, especialmente en contenedores o como microservicios. Asimismo, surgirán modelos de suscripción de primer cliente adaptados a las estrategias impulsadas por la nube para ofrecer valor y tranquilidad. La conectividad en la nube será más perfecta y ubicua para las SD-WAN de las sucursales remotas para dar soporte a las aplicaciones de misión crítica, así como para reducir la exposición de datos sensibles a usuarios maliciosos y frustrar los ciberataques.

Dado que las “cosas” no autentican o registran de forma fiable su actividad, IoT impulsará la adopción acelerada de análisis de comportamiento basado en la IA tanto para el descubrimiento como para la elaboración de perfiles y la detección de ataques en el próximo año.

A su vez, los servicios de localización continuarán avanzando, aprovechando la proximidad y las preferencias personales, para ofrecer experiencias más significativas y personalizadas a los usuarios, invitándolos a comprometerse con su entorno. Como resultado de la continua innovación en Wi-Fi 6, Aruba predice que el año 2020 marcará el comienzo de una nueva gama de servicios Wi-Fi 6 que ofrecerán el rendimiento, la disponibilidad y la calidad de servicio que prometen tecnologías como la 5G. Wi-Fi 6 será el preferido en rampa a 5G para la mayoría de las aplicaciones en el edge de la empresa.

Finalmente, en 2020, todas las capas de red dentro de las sucursales remotas serán gestionadas cada vez más por un único panel de vidrio para toda la infraestructura WAN/LAN, consolidando las operaciones de la red y las plataformas de aseguramiento para unificar las políticas y los procesos de gestión, integrados con el enrutamiento y seguridad, sustituyendo a los complejos esquemas de gestión heredados en ubicaciones individuales. Para concluir, es necesario que las organizaciones tengan en cuenta estos aspectos para poder desarrollarse, asegurando una mejor experiencia del cliente y un mayor rendimiento del negocio.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO