COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Actualmente hay más de 237 ‘startups’ unicornio en todo el mundo, y las firmas ‘fintech’ representan el 11% de este grupo exclusivo, según la base de datos de CB Insights, que analiza los resultados de empresas de capital riesgo y nuevas firmas.

El sector ‘fintech’ captó el año pasado 31.000 millones de dólares en inversión de la mano de capital riesgo, aceleradoras y empresas consolidadas que sustentan el crecimiento del mismo. Para que una ‘startup’ se considere unicornio, debe ser de propiedad privada y estar valorada en más de 1.000 millones de dólares.

El creciente éxito de los llamados ‘neobancos’ como Revoult o Atom Bank refleja la gran capacidad de innovación presente en el sector ‘fintech’ europeo. Ejemplo de esto es Revolut  que el mes pasado se convirtió en una de las cinco ‘fintech’ europeas en alcanzar el estado de unicornio, tras una ronda de financiación Serie C de 250 millones de dólares.

A pesar de esto Europa siempre va por detrás de Estados Unidos en relación al financiamiento del sector fintech, debido a que hay un menor capital disponible para invertir, pero hoy en día parecería que las cosas están cambiando.

Los beneficios de lograr el estado de unicornio generan de por si un plus adicional que otorga credibilidad a la firma, al suponer un reconocimiento de que la empresa tiene un modelo globalmente viable y escalable, lo que a su vez genera un impulso y mejora la sensación en los equipos de la empresa. Para muchas ‘startups’, el estatus de unicornio puede ayudar a llegar a los consumidores a nivel global.

Pero no todo es color de rosa. En 2017, siete ‘startups’ perdieron sus jerarquía de unicornio, según informes de Recode, debido a valoraciones más bajas en rondas de financiación posteriores. En 2016, el New York Times informó que Foursquare había recaudado 45 millones de dólares, recortando su valoración anterior de 650 millones de dólares a la mitad.

En 2016, la plataforma de préstamos LendingClub echó a su consejero delegado, reveló que estaba bajo investigación federal y perdió varios de sus inversores en el espacio de unos pocos meses. De acuerdo con el análisis de TechCrunch, el precio de sus acciones había caído en más de un 50% en diciembre de 2016 debido a este período de turbulencias sobre su reputación. Como este ejemplo hay muchos más dentro del sector fintech.

Ahora, dentro del sector de las ‘startups’, la financiación es sólo el primer paso. Para estimular la creación de las mismas la Comisión Europea (CE) lanza VentureEU, a través de un fondo de 2.100 millones de euros.

A pesar de que las valoraciones de miles de millones de dólares casi garantizan una cobertura positiva en la prensa y, por lo tanto, la creación de un perfil reconocido de la marca, la otra cara de este nivel de atención también conlleva un mayor nivel de escrutinio.

Por todo esto ser un unicornio es esencialmente una etiqueta para señalar a las firmas ‘fintech’ de rápido crecimiento, pero con eso no alcanza ya que el crecimiento de las mismas depende del negocio subyacente y sus propuestas en el mercado.

 

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO