Adrián Cambareri, Geo Manager de Red Hat
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Durante la Red Hat Summit 2019, conferencia de la compañía líder en Linux que se celebró en mayo en Boston, Red Hat anunció la disponibilidad de Red Hat Enterprise Linux 8 (RHEL 8), sistema operativo que está llamado a ser el futuro producto de referencia de Red Hat.

“Este anuncio no tiene la importancia de un servicio en particular, sino de un portfolio completo”, decía Adrián Cambareri, Geo Manager de Red Hat, durante su presentación en Argentina.

De RHEL 8 se puede destacar la inclusión de Universal Base Image (UBI), que permite que los contenedores basados en RHEL sean ejecutados en cualquier plataforma que cumpla con el estándar OCI. El propósito de UBI es ofrecer un marco a los desarrolladores y administradores de sistema para facilitar la distribución y ejecución de contenedores a través de distintos entornos.

“ Las empresas compiten en el mercado de acuerdo a la velocidad que lanzan nuevos servicios con base en el software. Los clientes son los que nos marcan el camino y la velocidad que debemos llevar para no quedarnos atrás”, continuaba, “Linux es el proyecto esencial del open source. Es la base de la innovación a cualquier nivel. Es la plataforma preferida por los desarrolladores para crear sus servicios, por eso Linux crece a doble dígito a nivel mundial. Es el proveedor número uno.”

Para los desarrolladores se ha puesto a disposición Application Stream (AppStream), un repositorio que se encarga de suministrar herramientas de desarrollo (lenguajes de programación, frameworks y otras herramientas) que pueden ser actualizadas con frecuencia sin impactar en las partes centrales del sistema operativo.

Otro componente a destacar de RHEL 8 son los DevOps de Ansible, característica que ha sido incluida en los Roles del Sistema. Los Roles del Sistema son módulos Ansible preconfigurados que habilitan flujos de trabajo automatizados para tareas que suelen ser tan comunes como complejas para los administradores de sistema. El propósito es facilitar a los nuevos administradores de sistema la adopción de las prácticas comunes en torno a Linux reduciendo las probabilidades de un error humano que pueda derivar en problemas de configuración. Otras cosas a destacar son Web Console, que ofrece una interfaz intuitiva y consistente para el manejo y monitorización de sistemas RHEL, la inclusión de OpenSSL 1.1.1 y TLS 1.3 para la protección criptográfica y la adición de soporte en Red Hat Insights para SQL Server de Microsoft.

RHEL 8, más tras la adquisición de Red Hat por parte de IBM, tendrá como principales desafíos el mantener a la compañía en su actual posición dentro del espectro Linux y abrirse huecos en los nuevos nichos dentro de la computación. Además de los contenedores, hay otros campos como el Cloud Computing y la Inteligencia Artificial que apuntan a jugar papeles muy importantes en el futuro inmediato.

El RHEL 8 es un producto fuertemente orientado al sector corporativo, cuyas principales verticales incluyen banca, telcos, gobierno y salud.

“Linux es un contenedor, es un proceso operativo. Es un sistema operativo inteligente único en el mercado”, concluye Cambareri.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO