COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El desarrollo de diferentes tecnologías que facilitan e impulsan cada vez más el uso de alternativas distintas al efectivo en el país, da hoy un salto del presente al futuro con la puesta en operación del primer sistema que permite realizar pagos por medio de reconocimiento facial. Redeban, la red que procesa el mayor número de transacciones electrónicas en Colombia, en alianza con Carulla, es el responsable de implementar esta tecnología y poner al país en la vanguardia de los medios de pago electrónico.

Esta nueva modalidad se encuentra disponible en el nuevo Carulla Smartmarket, ubicado en Bogotá en la carrera 11 con calle 91, a través de cuatro cajas de pago autoasistido que ya se encuentran en funcionamiento. Para su uso, los usuarios tendrán que escanear su cara en la aplicación Carulla SmartMarket, vincularlo a una tarjeta financiera y acercarse a cualquiera de los puntos de pago habilitados para la operación de compra bajo esta modalidad.

“Con esta innovación los colombianos solo necesitarán ingresar su número de cédula en la caja registradora y ubicarse frente a la cámara del dispositivo para realizar el pago. Una vez culmina este proceso, nuestro sistema pasa esta información por una plataforma de identificación facial que en cuestión de segundos verifica su autenticidad y autoriza la transacción”, explicó Andrés Felipe Duque, presidente de Redeban.

Sin efectivo e incluso sin la necesidad de llevar su teléfono celular, los colombianos pueden hacer sus compras hoy con su cara. Este tipo de tecnología ha tomado fuerza en países como China, en donde la población cada día ha adoptado con mayor celeridad este medio de pago, entendiendo los beneficios de seguridad, agilidad y conveniencia que representa este servicio.

Un estudio publicado en junio por la consultora internacional MarketsandMarkets estima que para 2024 el mercado global de reconocimiento facial generará ingresos por $7 billones de dólares, con un crecimiento promedio de 16% anual entre 2019 y 2024, en donde el segmento de pagos por este mecanismo cobra especial relevancia.

“Esta es la primera vez que llega este tipo de tecnología al país y nos llena de orgullo ser los pioneros en facilitar su uso en Colombia, gracias a nuestros lineamientos de innovación y co-creación con nuestros principales retailers aliados”, agregó Duque.

La compañía estima que el uso de este tipo de tecnología se masifique en Colombia en los próximos años y que se convierta en una nueva opción de pago para aquellos compradores que no desean cargar efectivo ni plásticos cuando realizan sus compras.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO