COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La tecnología LPWA (Low Power Wide Area, bajo consumo y amplio alcance) superará en conexiones a 2G, 3G y 4G y se convertirá en la tecnología líder para la conectividad de Internet de Cosas (IoT), con 1.400 millones de conexiones para 2022.

Las cifras, de Machina Research, subrayan cómo la industria se ha alineado detrás de tecnologías estándar y complementarias de LPWA como NB-IoT y LTE-M, acelerando el desarrollo del mercado. La iniciativa Mobile IoT de GSMA, que promueve la adopción de tecnologías LPWA, cuenta actualmente con el respaldo de 67 operadores móviles mundiales, fabricantes de dispositivos, chipsets, módulos y empresas de infraestructura en todo el mundo.

“En el espacio de nueve meses, la Iniciativa Mobile IoT de GSMA ha establecido estándares de mercado para LPWA que jugarán un papel fundamental en el crecimiento, desarrollo y adopción de la tecnología”, dijo Alex Sinclair, Director de Tecnología de GSMA. “Ya hay varios operadores móviles en todo el mundo que operan pruebas de Mobile IoT, y este año, veremos lanzamientos comerciales en una variedad de sectores, proporcionando una completa conectividad IoT y entregando servicio a miles de millones de nuevos dispositivos”.

Las redes LPWA son un área emergente de alto crecimiento del IoT, diseñada para soportar aplicaciones M2M que tienen bajas velocidades de datos, requieren larga vida de batería y operan desatendidas durante largos períodos de tiempo, a menudo en lugares remotos. Se utilizarán para una amplia variedad de aplicaciones tales como rastreo de activos industriales, monitoreo de seguridad, medición de agua y gas, redes inteligentes, estacionamiento de la ciudad, máquinas expendedoras e iluminación de la ciudad.

Las redes licenciadas de LPWA complementan y amplían las redes de área amplia convencionales, permitiendo a los operadores optimizar su infraestructura de red móvil de alta calidad existente mediante una actualización que utiliza tecnologías celulares 2G y 4G, así como redes de área local como WiFi, Bluetooth y Zigbee. Estas normas autorizadas permiten a los operadores optimizar su infraestructura de red móvil existente mediante una actualización a LTE-M para redes LTE, mientras que NB-IoT puede utilizar espectro 2G y 4G. Están diseñados para cubrir todos los casos de uso, asegurando la elección del cliente y ayudando al crecimiento del mercado IoT.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO