Boris Johnson, primer ministro Reino Unido
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Luego de una reunión del Consejo de Seguridad Nacional presidida por el primer ministro británico, Boris Johnson, el gobierno del Reino Unido ha permitido que Huawei participe en partes de la implementación de la red 5G del país.

“Esta decisión basada en la evidencia dará como resultado una infraestructura de telecomunicaciones más avanzada, más segura y más rentable adecuándose así para el futuro. Le da acceso al Reino Unido a la tecnología líder mundial y garantiza un mercado más competitivo”, comentó Victor Zhang, Vicepresidente, Huawei.

Huawei continuará acompañando el impulso de la transformación digital, el mejoramiento del ecosistema digital en la región y el fomento de las nuevas tecnologías 5G, destacando desafíos como la conciencia de los beneficios de la digitalización entre todos los actores sociales.

Johnson desafió a su aliado más cercano y dictaminó que los proveedores de alto riesgo podrán participar en las partes no sensibles de la red 5G. Este desacuerdo podría complicarle las cosas a Londres que, tras salir oficialmente de la Unión Europea (UE) el próximo viernes por la noche, comenzará a negociar un vasto acuerdo de libre comercio con Bruselas y otro con Washington.

La participación se limitará al 35% y serán excluidas del núcleo sensible, donde se procesan los datos, y tendrán prohibido estar en lugares críticos como sitios nucleares y bases militares.

La administración de Donald Trump quería que Johnson vetara totalmente a Huawei, argumentando que Pekín podría usar la tecnología de la compañía para robar secretos occidentales. La empresa negó cualquier implicación en prácticas de espionaje.

Ambos gobernantes hablaron por teléfono poco después de que se hizo pública la decisión británica.

“El primer ministro subrayó la importancia de que países con ideas afines trabajen juntos para diversificar el mercado y romper el dominio de un pequeño número de empresas”, dijo el gobierno británico en un comunicado.

“Estados Unidos está decepcionado por la decisión del Reino Unido”, dijo un responsable de Washington, para quien “no hay ninguna forma segura de que proveedores que no son de confianza controlen cualquier parte de una red 5G”.

Al autorizar la participación de Huawei aunque se de forma limitada, Johnson corre el riesgo de enojar a Washington en un momento en que Reino Unido espera fortalecer sus lazos bilaterales de cara a la negociación posbrexit.

Los responsables estadounidenses no escatimaron esfuerzos para intentar que Londres se plegase a sus exigencias, entre reuniones a puerta cerrada y advertencias del secretario de Estado, Mike Pompeo, quien calificó la inminente decisión británica de “capital”.

Pompeo regresa a Londres el miércoles y el tema estará inevitablemente sobre la mesa en sus conversaciones.

Huawei, el mayor fabricante mundial de equipos de telecomunicaciones, dice que Estados Unidos tiene interés en que se le bloquee el acceso a la red británica de 5G porque ninguna empresa estadounidense puede ofrecer la misma gama de tecnología a un precio competitivo.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO