COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los bancos deben reinventarse para lograr adaptarse al nuevo clima, en donde modelos de negocio digitales redefinen el movimiento de información y dinero y desafían las ventajas tradicionales de los bancos.

Las conclusiones de la última encuesta de Benchmarking de Banca Corporativa – que incluyó 300 pequeñas, medianas y grandes empresas de todo el mundo-  explora el estado actual de la industria, la creciente necesidad de capacidades digitales de vanguardia, y los escenarios en los cuales tendrán que operar  las próximas generaciones de bancos. Además, ofrece una guía de pasos claros que los distintos players deben seguir para comenzar su transformación digital y adoptar una mejor posición en el futuro.

Estado de la Industria.

“Relativamente pocas divisiones de bancas corporativas – menos de un tercio en América del Norte y Asia y menos de la mitad en Europa – reportaron ganancias económicas positivas y crecientes desde 2013 hasta 2015. Además,  mientras los top players lograron rendimientos por encima de la tasa de obstáculos, aquellos ubicados en los cuartiles inferiores cayeron por debajo de dicha  tasa  en casi todas las regiones y segmentos” puntualiza Federico Muxí, Partner and Managing Director de The Boston Consulting Group. “La metodología de BCG utiliza una tasa de obstáculo pre-impuesto de16% y asume que el capital regulatorio es de 10.5% de los activos ponderados por riesgo” agrega.

La encuesta mostró, a su vez, algunos desarrollos favorables. Las ganancias económicas de alrededor del 70% de las bancas corporativas en Europa del Este mejoraron durante el mismo periodo a pesar de los desafíos económicos actuales – se observó un contraste marcado con el estudio de BCG de 2011-2013, cuando las ganancias económicas mejoraron para solo un tercio de las divisiones de esa región. En cambio, en América del Norte las ganancias de más de la mitad de las divisiones de banca corporativa se contrajeron en el período de 2013-2015, una tendencia preocupante que fue de alguna manera camuflada por el hecho de que muchas divisiones de la región aún siguen registrando retornos sobre el capital comparado con aquellos en otras partes del mundo. Mientras tanto, en Asia algunos bancos reportaron mejoras aunque dos tercios sufrieron caídas.

 Capacidades Digitales. El reporte expone que las bancas corporativas están siendo intervenidas por la digitalización estén listas o no, y muchas no lo están. Con el ambiente de la próxima generación de banca tomando forma, la única manera de que los bancos corporativos mantengan su relevancia es mediante la adaptación rápida y agresiva de sus operaciones. Pero cuentan con poco tiempo en el cual deben lograr reducir los recursos y desarrollar las capacidades necesarias para alcanzar la transformación que se requiere. Los bancos líderes, por su parte, se encuentran en camino hacia la digitalización de sus tradicionales facilitadores de valor. En el proceso, están evaluando la estrategia de sus clientes, modelos de ingresos, enfoque de costos y administración de riesgos. Los bancos deben empezar por los precios, ya que es  generalmente una de las fuentes  más importantes y menos explotadas para la inversión digital.

 Próxima Generación de Bancos Corporativos. Si bien es imposible predecir la naturaleza exacta de la industria por 20 años, el reporte expone tres posibles escenarios evolutivos: Industria 4.0, banca de ecosistemas y el Internet de las cosas.

 La Industria 4.0 exhibe como la tecnología puede alterar la naturaleza de una industria específica y los servicios financieros que utiliza. Este punto conectará edificios, vehículos, sensores y maquinas brindando procesos más rápidos, flexibles y eficientes, que se reflejarán en un incremento significativo de la productividad y nuevos modelos de negocios. Estas capacidades cambiaran fundamentalmente las relaciones tradicionales entre bancos, proveedores, productores y consumidores.

En lo que respecta a la banca de ecosistemas, el reporte explica que los bancos corporativos podrán no solo servir a los líderes de las plataformas digitales sino también a muchos proveedores y distribuidores que operan en ellas; resaltando que los líderes digitales en muchas industrias son también  los líderes de plataformas (como Amazon). El resultado será un ecosistema poderoso que permitirá a las divisiones de banca corporativa apoyar una red difusa de compañías en una determinada cadena de valor específica de la industria.

Es posible imaginar un futuro aún más ambicioso construido a partir del Internet de las cosas y contratos inteligentes que habiliten la cadena de bloqueo. En el reporte se cita un ejemplo hipotético de camiones, que no solo se manejan solos sino que también operan como  unidades autónomas de negocio. Un camión puede ser programado para ser utilizado en un sistema similar a Uber  y cuando se encuentre vacíologgearse a una plataforma y  registrarse para el envío de contenedores que se identifique como el más óptimo para maximizar su algoritmo.  Un resultado sería muchos más pagos realizados totalmente digitales.  La imagen del banco como un proveedor confiable y un gestor de riesgo de fraude aumentaría considerablemente,  lo que podría generar nuevas oportunidades de servicio y flujo de ingresos.

Comenzando la transformación. De acuerdo con el reporte, si bien todos los bancos corporativos dieron al menos algunos pasos tentativos hacia la digitalización, el lanzamiento de una estrategia de transformación a largo  plazo, puede ser desalentador.  En lugar de enfocarse en proyectos específicos o productos, es importante que logren identificar un camino hacia la transformación que deje abiertas otras opciones mientras se construyen las capacidades digitales y generen efectivo para financiar el proceso. Este camino abarca cinco puntos fundamentales:

Determinar las aspiraciones digitales del banco y las futuras estrategias

Revisar los procesos de los clientes y rediseñar lo más importante

Considerar negocios potenciales de vanguardia para invertir, y evaluar el nivel de la inversión

Desarrollar un plan comprensivo para el financiamiento del proceso

Comprometerse con un riguroso programa de gestión del cambio

“Las divisiones de la banca corporativa emergieron de la crisis financiera solo para ser golpeados por una disrupción digital masiva”, comenta Jorge Becerra, Senior Partner and Managing Director de The Boston Consulting Group. “Para mantenerse viables, necesitan comprender el camino más importante que realizan  los clientes, invertir en la continua innovación, adoptar formas ágiles de trabajo y crear culturas más efectivas y colaborativas”.

 

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO