COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

TyN Magazine realizó el review de uno de los smartphones de gama de entrada de Motorola: el Moto E5 Play. El equipo posee una pantalla Max Vision de 5.3 pulgadas con formato 18:9, 1 GB de memoria RAM, almacenamiento interno de 16GB (ampliable hasta 128 GB con tarjeta microSD) y un procesador Snapdragon 425 de cuatro núcleos a 1.4 GHz. El celular cuenta con varias características iguales a su hermano mayor, el Moto E5.

Además, el equipo posee el sistema operativo Android 8.1 Oreo (versión Go), que viene con menos aplicaciones preinstaladas y aplicaciones más livianas para dejar libre más capacidad de almacenamiento. Posee una cámara trasera de 8 megapíxeles con tecnología de enfoque automático, una cámara frontal de 5 megapíxeles, batería de 2100 mAh y lector de huellas digitales en su parte trasera.

Diseño

El teléfono inteligente posee acabados básicos, materiales plásticos y un diseño casi igual al de su hermano mayor, sin embargo, es un equipo atractivo a la vista. En su parte frontal, podemos encontrar una pantalla de 5,3 pulgadas con el formato 18:9, con lo cual abarca gran parte de su frente. Los biseles que rodean al display son bastante delgados para tratarse de un teléfono de gama baja y lo convierten en un móvil fácil de agarrar con una mano. Hay un poco de bisel en la parte superior de la pantalla (donde se ubica el auricular y la cámara para selfies) y debajo (que solo tiene el logotipo de Motorola).

En la parte posterior, hay un pequeño espacio circular para la cámara arriba del logotipo de Motorola, y ese emblema funciona como un lector de huellas digitales en una ubicación conveniente y cómoda. A diferencia del Moto E5, que tiene una cubierta de aluminio atrás, el E5 Play tiene una cubierta de plástico (suave al tacto) que se puede sacar para poder remover e introducir la batería e introducir la tarjeta SIM y la microSD (de hasta 128 GB).

Las teclas de encendido/apagado y volumen están en el lado derecho del equipo en una posición estándar, mientras que en su parte inferior se encuentra el puerto microUSB, y en el superior el jack de 3,5 milímetros para conectar los auriculares. Con 71,2 milímetros de ancho, 147,88 milímetros de largo y 9,19 milímetros de profundidad y 145 gramos, el Moto E5 no es muy grueso ni muy pesado.

La pantalla es IPS LCD y tiene una resolución de 480×960 píxeles. La pantalla es nítida, colorida y tiene una buena cantidad de brillo cuando se lo necesita (como cuando está bajo la luz del sol). El formato 18:9 brinda más espacio para desplazarse por los feeds de las redes sociales, por ejemplo, y una mejor experiencia visual.

Hardware

Analizándolo por dentro, el móvil posee el humilde procesador Snapdragon 425 de cuatro núcleos a 1,4 GHz de Qualcomm junto con 1 GB de memoria RAM por lo que el equipo no va a ganar ningún concurso de fluidez y velocidad en comparación con smartphones de gamas más altas. Por suerte, viene con las aplicaciones de Google en su versión Go (YouTube Go, Gmail Go y Maps Go, por ejemplo), las cuales pesan menos y son más fáciles de ejecutar para el sistema (además ayudan a ahorrar datos móviles). Para mantener al teléfono funcionando de manera fluida y rápida lo mejor es bajarle solo las aplicaciones necesarias y tratar de no usar ningún juego muy pesado.

Cuenta con 16 GB de almacenamiento interno (que realmente son 12 GB si contamos el peso del SO), lo cual puede llenarse rápido en estos días donde las fotos y los videos abundan. Afortunadamente, viene con una ranura microSD, lo que le permite aumentar el espacio interno con tarjetas de hasta 128 GB de tamaño. Las especificaciones técnicas son lo que se espera para la gama en que se encuentra y el terminal funciona relativamente bien en el uso diario.

Software y batería

El Moto E5 Play funciona con Android 8.1 Oreo Go, una versión “light” del sistema operativo de Google para equipos de gama baja. No sólo ocupa menos espacio, sino que ofrece un mejor rendimiento general del equipo. Como suele ser la costumbre en los móviles de Motorola, su interfaz es simple y no tiene muchas modificaciones ni capas sobre el sistema de Google. El uso del lector de huellas digitales es bastante bueno. Funciona rápido y sin fallas.

Por otro lado, el terminal viene con una batería removible de 2100 mAh. Esto quiere decir que es muy probable que el terminal necesite ser recargado a mitad del día con un uso promedio. Con un uso intenso durará entre 3 y 4 horas. Por suerte, si se dispone de una batería extra, se la puede cambiar para continuar con el uso del equipo.

Cámaras

A pesar de tener solo una cámara trasera de 8 megapíxeles con apertura de lente de f/2.0, el E5 Play captura mucha luz, detalles y colores realistas. Con el HDR activado, los contornos se vuelven más nítidos. Al capturar fotos del cielo, las nubes se vuelven menos borrosas y hay aún más detalles en las imágenes. En condiciones de baja luz, los resultados son mejores de los esperados. Su cámara frontal de 5 megapíxeles supera las expectativas. Captura muchos detalles, colores y tonos de piel naturales. Para los momentos de baja luz, cuenta con un flash LED.

Conclusión

El Moto E5 Play es un teléfono de gama baja diseñado para usuarios que quieran un primer teléfono o un equipo con prestaciones básicas. Funciona de manera correcta gracias a la combinación de la versión Go del sistema operativo, su procesador y su memoria RAM. Su diseño es agradable a la vista y, para su precio, es un equipo recomendable.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO