COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

TyN Magazine realizó el review de dos de los últimos smartphones de gama media que ha lanzado Motorola en 2018: el Moto G6 y Moto G6 Plus. El primero cuenta con una pantalla Max Vision de 5.7 pulgadas con resolución Full HD+ (1080×2160 píxeles), procesador Qualcomm Snapdragon 450 de ocho núcleos a 1,8GHz, 3 GB de memoria RAM y 32GB de almacenamiento interno. Por su parte, el modelo Plus tiene una pantalla Max Vision de 5.9 pulgadas en un formato 18:9 que también ofrece una resolución Full HD+. A esta se le suma un procesador Qualcomm Snapdragon 630 de ocho núcleos a 2.2 GHz, 4 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento.

Diseño

El G6 Plus comparte gran parte de su diseño con el G6. En sus partes frontales hay un poco de bisel en la parte superior de la pantalla (donde se ubica el auricular y la cámara para selfies) y debajo (que solo tiene el logotipo de Motorola), y sus dimensiones son de 160 x 75,5 x 8 milímetros (G6 Plus) y 153,8 x 72,3 x 8,3 milímetros (G6), con lo cual son fáciles de agarrar con una sola mano. También, en el frente se ubica el lector de huellas digitales, que en ambos celulares funciona de manera rápida y eficiente.

En ambos modelos en el costado derecho, se encuentran los botones físicos para subir y bajar el volumen y encender/apagar el equipo, mientras que, en el izquierdo, se ubica la bandeja para introducir la tarjeta SIM y la memoria microSD (de hasta 128 GB). Además, en su parte inferior se encuentra el puerto microUSB, y el jack de 3,5 milímetros para conectar los auriculares. Ambos equipos son ligeros, ya que solo pesan 167 gramos.

Su parte trasera es otra historia. La misma esta hecha de metal y vidrio Gorilla Glass que lo hacen parecer un smartphone de gama alta. Esta es una gran diferencia con respecto a las versiones anteriores de la línea Moto G. Adicionalmente, en la parte trasera hay un pequeño espacio circular para la doble cámara principal de 12 más 5 megapíxeles y el flash LED.

Hardware

Analizándolo por dentro, hay una importante diferencia en cuanto a su procesador: Qualcomm Snapdragon 450 versus Qualcomm Snapdragon 630. Son dos buenos procesadores para la gama media que funcionan correctamente, pero el 630 le saca una buena ventaja a su hermano menor. El G6 Plus cuenta con el 630 y, junto a sus 4GB de memoria RAM, puede correr la mayoría de las aplicaciones sin problemas y con buena fluidez. Su procesador y memoria RAM son lo suficientemente potentes como para ejecutar cualquier tipo de juego sin que se sobrecaliente el equipo o tenga “lag”. Se utilizaron juegos demandantes Asphalt 8 y Dead Trigger 2 y funcionaron de manera correcta. Por su parte, el G6 (que tiene el Snapdragon 450 y 3 GB de memoria RAM) funcionó bien, pero mostraba ser mas lento que la versión Plus.

Software y Batería

Ambos celulares cuentan con el sistema operativo Android Oreo 8.0. Motorola ofrece el software de Google en su forma más simple en todos sus teléfonos, lo que permite actualizaciones rápidas de software, y no tiene muchas aplicaciones adicionales y funciones que ocupan espacio. Los teléfonos también incorporan la aplicación Acciones Moto, que permite utilizar gestos simples para controlar el terminal (como agitarlo dos veces para prender la linterna o girarlo sobre su eje dos veces para iniciar la cámara de fotos) y Pantalla Moto, que sirve para recibir notificaciones discretas y acceder a la configuración nocturna.

En cuanto a su batería, cuentan con 3000 (G6) y 3200 (G6 Plus) mAh y vienen con un cargador TurboPower que garantiza aproximadamente 6 horas de uso en sólo 15 minutos de carga. Con la carga completa, es factible que el teléfono pueda durar todo el día con un uso moderado. Con un uso intenso, necesitará ser cargado casi llegando a la noche.

Cámara

Las similitudes entre ambos smartphones continúan con la cámara. Cuentan con la misma doble cámara. Poseen un sensor principal de 12 megapíxeles, combinado con un sensor de 5 megapíxeles. Sin embargo, hay una diferencia importante: el sensor principal del G6 Plus tiene una apertura f/1.7 ligeramente más grande que la f/1.8 del G6. Eso sugiere un mejor rendimiento con poca luz.

El segundo sensor permite una mayor información de profundidad de campo para retratos estilizados con fondos borrosos ajustables. Las fotos tomadas con el G6 Plus en condiciones de iluminación favorables son nítidas y vibrantes. En particular, los colores se ven precisos con la exposición correcta. El autofoco de detección de fase de doble píxel generalmente funciona lo suficientemente rápido.

El rendimiento con poca luz es respetable (considerando la gama de los celulares) y es ayudado por la apertura ligeramente mayor, pero no todas las tomas serán buenas. El rendimiento con poca luz sigue siendo el área en la que los teléfonos buques insignia contundentemente superan con creces a sus rivales de gamas más bajas.

Conclusión

Los Moto G6 y G6 Plus son dos equipos muy interesantes para la gama media, especialmente el G6 Plus que se podría ubicar en una gama media-alta. Son similares en muchos aspectos, pero la diferencia de rendimiento entre ambos es lo suficientemente significativa como para justificar desembolsar un dinero extra para adquirir el G6 Plus, sin embargo, para un usuario que quiera un smartphone que funcione correctamente, el G6 es una opción viable.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO