COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

TyN Magazine realizó el review de uno de los nuevos smartphones de gama media de Motorola: el Moto G8 Power Lite. El equipo posee una pantalla 6.5 pulgadas con una resolución HD+ de 720×1600 píxeles, 4 GB de memoria RAM, almacenamiento interno de 64GB y un procesador MediaTek MT6765 de ocho núcleos a 2,30 GHz.

Motorola Edge, un nuevo smartphone pensado para el rendimiento 5G

Motorola presentó un nuevo integrante de la familia más vendida de su historia

El Motorola Razr V3 cumple dieciséis años

Además, el smartphone posee una cámara principal de 16 megapíxeles con PDAF y dos cámaras de 2 megapíxeles: una para profundidad y otra para macro o primeros planos. Una de las características principales del teléfono es su robusta batería de 5000 mAh.

Diseño

Desde el momento en que se abre la caja se puede apreciar el gran tamaño del Moto G8 Power Lite. Es bastante grueso, con un grosor de 9,2 milímetros y también un poco pesado con casi 200 gramos. Todo el cuerpo está hecho de plástico, pero se ve bien y no es un imán de huellas dactilar y tampoco se siente resbaladizo cuando uno lo agarra. Igualmente, se puede usar con la funda de silicona (que viene incluida) para un mejor agarre.

Es bueno ver (para los que nos gustan) que el Moto G8 Power Lite cuenta con el jack de 3,5 milímetros para auriculares en un mundo en que están desapareciendo. El equipo posee un puerto micro-USB en la parte inferior y los botones de encendido y volumen están a la derecha. La bandeja de la izquierda puede llevar una Nano-SIM y una tarjeta microSD. El parlante se ha movido a la parte de atrás del teléfono en la esquina inferior izquierda. En la parte posterior, también cuenta con tres cámaras y el sensor de huellas digitales incrustado en el logo de Motorola.

En general, el smartphone tiene un diseño limpio y simple. Otra cosa interesante el botón de encendido ahora viene texturizado, esto hace que sea más fácil para el usuario identificarlo sin mirarlo. No es gran cosa, pero es una elección de diseño bien pensada.

La parte de adelante del equipo está ocupada en su mayoría por la pantalla que solamente tiene un “notch” en forma de gota de agua en la parte de arriba en donde se encuentra la cámara frontal. La pantalla es un gran panel IPS LCD de 6.5 pulgadas con una resolución HD+ de 720×1600 píxeles. En términos de brillo, la visibilidad de la pantalla al aire libre es decente. Las esquinas de la pantalla están prominentemente redondeadas y los biseles son bastante gruesos. El sensor de huellas dactilares funciona bien y es rápido para desbloquear el teléfono cuando es necesario. Sin embargo, no hay opción para desbloquearlo con la cara.

Hardware y software

El Moto G8 Power Lite cuenta con un procesador MediaTek MT6765 de ocho núcleos a 2,30 GHz junto con 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento (esto se puede ampliar hasta 256 GB a través de una microSD). Esta combinación hará funcionar perfectamente cualquier aplicación ya sea de redes sociales, de trabajo o juegos que no sean muy pesados en cuanto a gráficos.

En términos de software, el smartphone integra Android 9, lo que significa que no se podrá disfrutar de los beneficios que ofrece Android 10 (que si tiene el G8 Power), como el modo oscuro, las herramientas de bienestar digital y las respuestas inteligentes. Es al menos la versión estándar de Android, por lo que el software se ve con el diseño estándar y “limpio”.

Motorola aporta sus propios ajustes al sistema operativo de Android, principalmente en la forma de atajos a través de gestos: entre otras cosas, se puede sacudir dos veces el teléfono para encender la linterna (el más útil y el que más se extraña cuando se usa un teléfono de otra marca), girar la muñeca dos veces para abrir la aplicación de la cámara y girar el teléfono al revés para activar el modo no molestar.

Cámara

El Moto G8 Power Lite tiene tres cámaras en la parte trasera, una cámara principal de 16 megapíxeles con PDAF y dos cámaras de 2 megapíxeles: una para profundidad y otra para macro o primeros planos. En la parte frontal, el Moto G8 Power Lite tiene una cámara de 8 megapíxeles. Esas ciertamente no son malas credenciales de cámara para un teléfono de esta gama, algo que no se podría decir sobre los teléfonos de gama media hace dos años.

La cámara principal es lo más destacado, aunque también es buena lente macro dedicada. La cámara principal de 16 megapíxeles puede capturar fotos atractivas (con buena iluminación) con una buena cantidad de detalles y en su mayoría colores precisos. El rango dinámico podría haber sido mejor, pero nuevamente, está bien considerando la gama. Las fotos en interiores son un éxito y las fotos con poca luz son decentes en el mejor de los casos. Claramente no decepcionarán a nadie las cámaras del Moto G8 Power Lite.

En el modo “Bokeh”, es muy buena la rapidez con la que ajusta su enfoque el teléfono, e incluso con la separación de sujetos, la empresa ha hecho un buen trabajo. Por su parte, la lente macro puede capturar primeros planos de buena calidad. La cámara frontal de 8 megapíxeles captura buenas selfies, pero el nivel de detalle podría ser mejor. Además, la calidad se pierde cuando la intensidad de la luz disminuye.

Batería

La robusta batería de 5000 mAh es una de las características principales del teléfono. La carga completa de la batería duró más de un día, y fue después de una buena cantidad de tiempo usando aplicaciones como Instagram o Facebook, jugando algunos juegos como el Among Us, reproduciendo música y otras tareas del día a día. Toma casi una hora y media llenar la batería descargada, pero al menos no hay que cargarlo con frecuencia, por lo que el cargador de 10 W que viene en la caja es adecuado.

Conclusión

En general, el Motorola G8 Power Lite es un teléfono atractivo visualmente (sobre todo la versión azul mora que pudimos probar). Ofrece una excelente duración de la batería, una interfaz de usuario simple, una pantalla muy buena, fotos más que decentes a la luz del día, pero las imágenes con poca luz están lejos de ser perfectas. Cuando se trata de juegos, el teléfono inteligente todavía no soporta pesos pesados pero sirve para la mayoría.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO