COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El uso de la tecnología Wi-Fi representa la conectividad en todo lugar y en todo momento, por lo que los prestadores móviles y proveedores de servicios de banda ancha, están destinados a ofrecer un mejor rendimiento de red para satisfacer la demanda de ancho de banda, situación que se ha estado visualizando de igual forma en las implementaciones de acceso público.

La inmediatez de la información y la interactividad entre los usuarios ha ido incrementando en los últimos meses y de acuerdo a datos de la Asociación Mexicana de Internet AMIPCI, el tiempo promedio de conexión del internauta registrado este año es de 5 horas y 36 minutos, 26 minutos más que el año anterior, predominando el uso del correo electrónico, utilización de redes sociales y búsqueda de información y con un 31% de conexión en lugares públicos mediante dispositivos móviles.

Es indispensable considerar algunos riesgos que existen en las conexiones a Wi-Fi público por la vulnerabilidad de la información. El intercambio de datos puede llegar a considerarse irrelevante para algunos usuarios, sin embargo, puede ser vital para alguien más, desencadenando espionaje de páginas visitadas, robo de identidad, información confidencial, personal o datos financieros.

“Se deben tomar algunas precauciones ya que la información que manejamos está en el aire y equivale a la existencia de alguien que se encuentra escuchando nuestras conversaciones telefónicas”, agrega Juan Carlos Cabrera, Country Manager Enterprise en México para Ruckus Wireless.  

El tipo de autenticación normal se realiza a través de un portal cautivo pero toda la transmisión inalámbrica es sin ningún tipo de codificación por lo que todos los usuarios de hotspots se encuentran enviando su información en paquetes que pueden ser fácilmente rastreables por cualquiera que se encuentre en la misma área de cobertura.

La responsabilidad en la transmisión de datos no recae en los puntos de acceso destinados a lugares públicos sino en la forma y uso de quien transmite o consulta datos.

La tecnología Wi-Fi inteligente de Ruckus redefine lo que es posible en el desempeño de redes inalámbricas con flexibilidad, fiabilidad y buen precio y dentro de su variedad de productos diseñados para exteriores y utilizados en implementaciones de carácter público. Los puntos de acceso Ruckus ZoneFlex en conjunto con los controladores WLAN Ruckus ZoneDirector despliegan una configuración totalmente redundante, ofreciendo gestión simplificada y visibilidad para toda la red Wi-Fi inteligente. 

Con Smart Wi-Fi se abre paso a las señales entre obstáculos y obstrucciones de forma permanente, se reduce la interferencia y se concentra la energía de radiofrecuencia cuando es necesario asegurar una cobertura sin precedentes y un rendimiento constante a grandes distancias.

“La importancia de contar con Wi-Fi público trae beneficios a los internautas en cualquier nivel o actividad que desarrollen de forma cotidiana ya sea para conectarse mientras se trasladan de un lugar a otro, para cumplir con una cita de trabajo o actualizar su bandeja de entrada; en el ámbito escolar para la realización de trabajos fuera de las aulas, consultar sitios de interés, bibliotecas e incluso en la impartición de cursos en línea; a nivel empresarial desde ofrecer servicios basados en ubicación al momento de que un usuario se localice cerca de un sitio específico en un centro comercial hasta realizar cualquier tipo de trámite en línea en alguna estancia gubernamental”, concluye Cabrera. 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO