COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En México, la población económicamente activa es de más de 57 millones de personas, de acuerdo con la información de la Encuesta Nacional de Ocupaciones y Empleo; si bien todas ellas reciben un sueldo, ya sea semanal, quincenal o mensual, muchas no saben cómo maximizarlo o sacarle el mejor provecho y esto se debe a la poca educación financiera que tenemos en el país, tan solo el 32% de los mexicanos cuenta con este tipo de conocimientos.

Casi todas las personas podemos presentar algún problema financiero a lo largo de nuestra vida y a veces no tiene nada que ver con lo que percibimos por nuestro empleo, es más un asunto de no saber cómo administrarnos y de no saber a qué instituciones financieras acercarnos, interviene Dante Teytud, experto en finanzas personales y Director Comercial de Credifiel.

Ver más: El Banco Mundial ve “muy limitadas” la oportunidades para la industria en América Latina

Trabajar nos debe generar satisfacciones personales, pero también salariales y quizá es buen momento para repensar tus finanzas.
  • Analiza tus flujos de ingresos. Lo primero es identificar el estatus actual de tus finanzas, localizando cuál es nuestra fuente de ingresos y focalizar en qué nos estamos gastando el dinero, para después definir si podemos ahorrar o incluso invertir.
  • ¡Orden financiero! Una vez que se localizaron los ingresos y egresos, es necesario hacerse a la buena costumbre de anotar todo lo que se haya pagado, incluso con tarjetas de débito o crédito, porque en estas últimas los pagos deben hacerse mes con mes. Hay apps o software que pueden ayudarte con eso.
  • Hoyos en la cartera. Identificas esos “hoyos” en tu cartera, es decir gastos innecesarios o aquellos que no afecten tu calidad de vida y que puedas prescindir.
  • Presupuesta. Lo difícil no es hacer un presupuesto, sino cumplirlo. Asignar montos para tu vida diaria, te ayudará a mantener finanzas sanas y en control. Si los respetas, podrás cumplir metas que te estés fijando a largo plazo.

Ver más: ¿Cómo es el perfil del nuevo consumidor?

  • Piensa en otros ingresos. Tener un empleo fijo es importante, ya que de ahí se desprenden la mayoría de nuestros ingresos; sin embargo, se pueden generar otros a través de trabajar con nuestras habilidades, por ejemplo, si somos buenos en la cocina, podríamos iniciar nuestra propia venta. Es un momento en el que podemos echar mano de herramientas financieras, obteniendo beneficios de una deuda buena, es decir, que solicitaremos un crédito para lograr un objetivo y obtener beneficios, caso muy contario a endeudarse por una televisión que no necesitamos, lo cual es una deuda mala.

Credifiel, ofrece distintos créditos para los trabajadores del Estado que los pueden ayudar a maximizar sus ingresos, además de asesores a los que se les puede preguntar sobre las mejores opciones de acuerdo con nuestros perfiles.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO