COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Samsung, deseosa de impulsar su negocio en redes, ha esbozado planes para capitalizar los encargos de redes 5G que ha recibido en los Estados Unidos y en Corea del Sur. Al mismo tiempo, la empresa informa de que las ventas de teléfonos no han crecido y la facturación de su división de Comunicaciones Móviles ha experimentado un declive de dos dígitos durante el tercer trimestre.

Robert Yi, vicepresidente ejecutivo de Relaciones con los Inversores, ha declarado en una teleconferencia que la firma está lista para establecer su “posición en primera línea de la era de la 5G”, y que busca nuevos mercados para su equipamiento de redes.

Todo ello después de haber obtenido contratos destacados en los Estados Unidos y de haber efectuado pruebas con socios a largo plazo en Corea del Sur. Samsung cuenta con comercializar sus equipos para redes 5G hacia finales de año.

Aunque no publique cifras detalladas, la firma explica que las ventas de teléfonos se han mantenido básicamente en el mismo nivel durante el tercer trimestre, si bien espera que el lanzamiento de los teléfonos A7 y A9, de gama entre media y baja, genere crecimiento en el cuarto. Con todo, observa que la rentabilidad de la división seguiría descendiendo. Yi ha explicado que “se espera que la rentabilidad decrezca con la entrada en temporada alta, porque los costes de márketing se incrementarán”.

Competencia

En el tercer trimestre, la división de Telefonía Móvil de Samsung facturó 24 billones de wons surcoreanos (unos 18.775 millones de euros), lo que supone un descenso interanual del 12%. La firma explica dicho descenso como resultado, sobre todo, de una “intensificación en la competencia”.

Kyeong Tae Lee, vicepresidente de Comunicaciones Móviles, observa que las ventas de dispositivos también han sufrido el impacto de la desaparición de algunos modelos, mientras que los beneficios han declinado como consecuencia de “tasas de cambio de divisas desfavorables” en algunas regiones y de los costes de promoción del Galaxy Note 9.

Lee, con la mirada puesta en el futuro, explica que la diversificación de la línea en su segmento prémium, ocasionada por innovaciones tales como la compatibilidad con 5G y los teléfonos plegables, así como la inclusión de funcionalidades de gama alta en teléfonos más sencillos incremnetarán la demanda.

La división de TI y Comunicaciones Móviles de Samsung ha generado beneficios antes de impuestos valorados en 2,2 billones de wons surocoreanos (unos 1.720 millones de euros), lo que supone un incremento de un 1% interanual.

Los beneficios netos publicados se refieren a la totalidad de la firma, lo que incluye sus otras divisiones de electrónica empresarial y de consumo, y se calculan en 13 billones de wons surcoreanos (unos 10.168 millones de euros), lo que supone un incremento del 20% interanual.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO