John Whelan, responsable de Banca de Inversión Digital de Banco Santander
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

l anuncio del lanzamiento de un bono de 20 millones de dólares en la blockchain de Ethereum, John Whelan, responsable de Banca de Inversión Digital de Banco Santander abrió el pasado sábado un hilo en Twitter en el que, entre otras cuestiones, explica que los valores tokenizados traerán una ola de innovación financiera y que asistiremos a una explosión de criptomonedas lanzadas por los bancos en los próximos años.

Tal y como hemos informado en nuestro diario, la tokenización es un concepto vinculado a la transformación y representación de un activo u objeto dentro de una blockchain, que sirve para otorgar valor digital a mercancías o servicios. En un futuro no muy lejano, tal y como vaticina Whelan, asistiremos a una representación digital tokenizada del mundo físico, lo que significará que cada espacio tokenizado pueda ser gestionado de manera segura y completamente descentralizada.

El objeto tokenizado se obtiene transformando las propiedades únicas del mismo en un elemento digital único que contenga toda la  información de dicho objeto. El elemento digital no es otra cosa que un bloque dentro de una blockchain con toda la información referente al objeto real. Una vez registrado en la blockchain, la información puede intercambiarse, almacenarse y compartirse libremente.

Cualquier producto o servicio es susceptible de ser tokenizado

Lo realmente disruptivo de la tokenización en blockchain es que puede aplicarse a casi cualquier cosa. Desde a una bebida, una casa, documentos o identidades. Cualquier elemento podría ser tokenizado. Así, la tokenización abre las puertas a una transformación e identificación digital sin precedentes. El impacto de una situación de este tipo se desconoce aún, pero las situaciones exploradas muestran el profundo impacto que puede tener en el mundo.

En el mismo tuit que se refiere a los valores tokenizados, Whelan alude a Fnality como la entidad que va resolver el problema de la fungibilidad. Fnality es la compañía que trabaja en la creación de la moneda virtual USC, cuya principal misión es posibilitar los mercados tokenizados. Santander participa en Fnality, junto a BNY Mellon, Barclays, CIBC, Commerzbank, Credit Suisse, ING, KBC Group, Lloyds Banking Group, MUFG Bank, Nasdaq, Sumitomo Mitsui Banking Corporation, State Street Corporation, UBS y Mizuho Bank, que se ha unido recientemente.

Whelan hablará en Sibos 2019 de activos tokenizados

Casualmente, Whelan intervendrá como orador invitado, en representación de Fnality, en el panel de la Conferencia de Sibos 2019: “Los activos tokenizados de la Santísima Trinidad; nuevos intercambios; efectivo en el libro mayor para pagos. USC como la parte de pago que falta”. Sibos es la conferencia anual bancaria que organiza la Sociedad para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales (SWIFT) y que este año se celebrará del 23 al 26 de este mes en Londres.

Whelan se incorporó al laboratorio de blockchain del Santander en el año 2016 para hacerse cargo del equipo encargado de estudiar la aplicación de la cadena de bloques en el sector financiero. En julio de 2018 pasó a ocupar el puesto que desempeña en la actualidad. Su nombramiento se produjo, entre otras cuestiones, para ofrecer a los clientes del banco “el posible uso de valores tokenizados en los mercados de deuda, derivados y otros productos”.

El banco informó en su día que su labor consistiría en transformar los procesos de emisión, negociación y liquidación de valores con la ayuda de blockchain.

A favor de las cadenas públicas

De momento, en el poco más de un año transcurrido, parece que Whelan está cumpliendo su cometido con nota. En el hilo de su cuenta de Twitter, abierto para relatar lo que él denomina observaciones generales sobre tokens de seguridad y blockchains tras el lanzamiento del bono en Ethereum, deja constancia de su predilección por las cadenas públicas, en lugar de por las privadas.

Esto hubiera sido algo impensable en el sector de la banca no hace mucho. Es más, Whelan llega a decir que las dos grandes cadenas públicas (Bitcoin y Ethereum) han tenido un tiempo de actividad del cien por cien desde su lanzamiento y que cuentan con incentivos económicos para continuar a perpetuidad. Como desventajas, cita la privacidad y la escalabilidad, pero afirma que son problemas que tienen solución.

Whelan se suma así a la corriente de la comunidad cripto, que cree que la confianza en el funcionamiento de las blockchain públicas está relacionada con la capacidad técnica de las mismas. Las redes de Bitcoin y Ethereum, como bien reconoce Whelan, han funcionado de manera ininterrumpida desde su creación. Incluso, cuando han estado bajo hard forks o soft fork, han seguido mantenido su actividad sin problemas.

Bitcoin pisa moqueta

La naturalidad con la que Whelan se refiere a las cadenas publicas de blockchain y, sobre todo a Bitcoin, es sorprendente. Probablemente, hace un tiempo esta conversación hubiera sido impensable. Aunque en su perfil apunta que las opiniones vertidas en él, son suyas, la soltura con la que Whelan se pronuncia hace pensar entre los miembros de la comunidad cripto que el “Santander trama algo muy grande relacionado con blockchain”.

Las palabras de Whelan han sido interpretadas como que el Banco Santander está dispuesto a sumarse a lo que la criptocomunidad y muchas startups ya llevan tiempo haciendo: colaborar en la creación de un ecosistema económico totalmente nuevo

Whelan, quiebra el papel de intermediario que desempeña la banca y asume el lenguaje de la criptocomunidad, al referirse abiertamente al potencial de la cadena de bloques para reducir intermediarios en una transacción. La eliminación de intermediarios traerá operaciones más rápidas, seguras, transparentes y menos costosas para el banco y los clientes.

 A estas alturas, parece claro que el uso de blockchain y de criptomonedas por parte de la industria financiera es ineludible. Paypal, VISA y MasterCard, además de participar en otras muchas aventuras empresariales vinculadas con la cadena de bloques, han apostado de lleno por el lanzamiento de Libra, la criptomoneda de Facebook.

Al igual que sucedió en su día en la industria de los medios de comunicación con Internet, cuya llegada democratizó el acceso y el intercambio de información, la blockchain ya está haciendo lo mismo con el intercambio de valor. La cadena de bloques ya permite intercambiar valor sin intermediarios en cualquier parte del mundo. Y es esta eliminación de intermediarios, lo que está transformando la manera de entender la economía y provocando una auténtica revolución en bancos centrales y Estados.

Con las herramientas de la criptocomunidad

Facebook y su Libra han colocado a la criptoeconomía en las agendas de los líderes mundiales y ante esta realidad, los bancos tienen que reaccionar con prontitud. El tiempo de pensar ya pasó. Necesitan las herramientas de la criptocomunidad para evolucionar y adaptarse a las finanzas sociales que traerá la criptomoneda de Facebook.

Es una hecho que las bolsas convencionales se han transformado en bolsas digitales abiertas al mundo entero. Ya no es necesario hacer un proceso KYC  (Know Your Customer) para participar de forma segura. Un DEX (Intercambio Descentralizado p2p) permite realizar transacciones directas de criptomonedas entre dos partes interesadas. Lo que facilita comprar a o vender activos digitales de forma completamente anónima y segura.

Aunque Whelan apunte que aún quedan muchos elementos por desarrollar y madurar, está claro que Ana Botín, presidenta del Santander, quiere liderar la ola transformadora que blockchain trae a la banca. Y lo más importante, tomando las herramientas de la criptocomunidad. 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO