COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A través de un acuerdo de articulación público-privado celebrado entre NIC Argentina, la Cámara Argentina de Internet (CABASE) y la Asociación de Redes de Interconexión Universitaria (ARIU) se desarrollará una plataforma multiservicios de alcance federal y uso público basada en la tecnología Blockchain.

A través de esta iniciativa conjunta, en el que las partes representan al sector público, la academia y el sector privado, se conformará la infraestructura sobre la que correrá la primera plataforma nacional de uso público basado en Blockchain, una innovadora tecnología de validación de transacciones que permite variados usos en el marco de la economía digital.

Por las características propias de la tecnología, más los atributos de interoperabilidad y uso público y colaborativo con los que se creará esta plataforma, se podrán correr sobre ella aplicaciones y sistemas que mejoren los procesos de organizaciones del sector público y privado de todo el país. Valiéndose de una bitácora de transacciones pública, segura e inmutable, la plataforma multiservicios que desarrollarán permitirá la utilización de aplicaciones verticales pensadas para hacer contratos, transacciones y un sinfín de otras operaciones en un entorno que asegura eficiencia, transparencia y seguridad.

Blockchain Federal Argentina, tal como se ha denominado formalmente a esta iniciativa, contempla una primera etapa, que ya se ha puesto en marcha, en la que se montará la infraestructura de base compuesta por una granja de 15 servidores distribuidos y el framework de desarrollo sobre el que correrán las aplicaciones de los usuarios. La plataforma, pensada para funcionar estrictamente sin criptomoneda asociada, estará operativa antes de fin de este año.

Blockchain (cadena de bloques) es un registro de transacciones que se almacenan en bloques enlazados entre sí, conformando así una cadena. A grandes rasgos, es esencialmente una base de datos digital que está compartida y replicada en muchos nodos diferentes. Cada bloque está formado por un conjunto de operaciones que modifican el estado actual de ese registro.

Estas operaciones se llaman transacciones y solo pueden ser actualizadas a partir del consenso de la mayoría de los participantes del sistema. Gracias a su propiedad de inmutabilidad, una vez introducida, la información nunca puede ser borrada ni modificada. El resultado es una estructura sólida y confiable que puede sobrevivir si una de las partes de la red se ve comprometida.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO