COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, ha inaugurado hoy la primera incubadora europea de alta tecnología en impresión en 3D, la 3D Factory Incubator, una iniciativa liderada por el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB) y la Fundación Leitat, que cuenta con el respaldo de fondos europeos, a través de la Fundación Incyde de las cámaras de comercio. El nuevo espacio tecnológico ha supuesto una inversión de tres millones de euros y ocupa unos 600 metros cuadrados en el mismo edificio en el que está la sede corporativa del Consorci.

“Es una gratísima noticia que comencemos a estar por delante en las cosas que importan”, ha subrayado Pedro Duque. “Esperemos que esto sea solo el principio de otras muchas cosas que pasarán en Barcelona”, ha añadido el ministro, al frente de una comitiva inaugural en la que se ha apelado, una y otra vez, a la importancia de la colaboración público privada. “Tenemos que ir juntos, con liderazgo publico, para que el cambio tecnológico y la innovación científica esté al servicio de la gente”, ha reivindicado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. “Este proyecto consolida el potencial de Catalunya como hub tecnológico”, ha defendido la consellera de Empresa Àngels Chacón que ha subrayado que en el actual contexto global “o vamos juntos o no iremos a ninguna parte”. “Como sector público que somos nuestra obligación es explorar nuevos espacios”, ha dicho el delegado Especial del Estado en el CZFB, Pere Navarro. “Esta es la primera de las once que en los próximos años vamos a poner en marcha desde la red Incyde”, ha explicado el presidente de la Fundación Incyde, Josep Lluis Bonet.

Más de un centenar de empresas en cinco años

Las nuevas instalaciones están preparadas para incubar a más de 100 empresas en cinco años: start-ups, pymes y micro empresas que se seleccionarán, año tras año, en todo el mundo y que, en este espacio, podrán tener acceso a impresoras industriales de última generación de seis tecnologías diferentes, a mini impresoras y también a áreas post-procesamiento, de diseño o de metrología. Un espacio que será punto de encuentro entre pequeñas empresas altamente tecnológicas, pero también con grandes firmas.

La 3D Factory Incubator también ofrecerá consultoría de negocio, certificación de piezas o actividades de comercialización. Todas las empresas incubadas podrán estar en este espacio durante un año.

Una primera selección de 34 empresas

El pasado verano la incubadora lanzó una oferta internacional de incubación a la que respondieron 43 proyectos empresariales, de los que 34 han cumplido los requisitos de acceso y se encuentran en trámite de aceptación. De las 34 empresas elegidas hay siete internacionales y 27 de España. Un total de 13 casos serán incubados de forma virtual: accederán a los servicios de la incubadora sin necesidad de desarrollar su actividad en las instalaciones.

Tras la inauguración de hoy, las empresas ya han comenzado a instalarse y el día 15 de este mes comenzará la actividad regular. De los primeros proyectos seleccionados, once son proyectos relacionados con bienes de consumo, seis con bienes de equipo, cinco del sector de la salud, cuatro proyectos de movilidad, tres de consultoría, dos de Tecnologías de la Información, dos de química y uno de logística.

Continuidad en el DFactory

La segunda fase o derivada de la incubadora es otro proyecto, también en desarrollo en la Zona Franca, y que se llama DFactory. Un novedoso espacio que contará, por ejemplo, con zonas de aterrizaje para drones, y que está destinado a acoger a empresas ligadas a la Economía 4.0 (impresión 3D, pero también robótica o firmas del sector biotecnológico). “Será una fábrica del siglo XXI”, ha explicado Pere Navarro.

Este espacio, cuya primera fase supone 17.000 metros cuadrados y una inversión de 17 millones de euros, estará ubicado en los antiguos terrenos de la Seat. Una vez acabado el proyecto serán más de 70.000 metros cuadrados que habrán supuesto una inversión de 100 millones de euros.

La previsión es que las obras de la primera fase, que cuentan con un plazo de ejecución de un año, comiencen esta primavera. Es decir, en el año 2020 será una realidad.

Fuente: La Vanguardia

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO