COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Se realizó la primera demostración en vivo de la tecnología C-V2X, que busca evitar accidentes viales. ¿Cómo será el coche del futuro? Esta es una pregunta que los consumidores y las empresas se están haciendo ante los cambios tecnológicos que ocurren, cada vez más, a un ritmo acelerado.

Para indicar una posible respuesta, Qualcomm, 5G Automotive Association (5GAA), Grupo BMW y Ford Motor Company hicieron la primera demostración de la tecnología de comunicación directa C-V2X (Cellular Vehicle-to-Everything). En un evento celebrado en París, los participantes pudieron ver automóviles, motos y elementos de infraestructura de carretera comunicarse como si fueran dispositivos móviles.

La tecnología en los automóviles hace uso de redes de celular y puntos de conectividad inalámbrica, a partir de los módems y procesadores de Qualcomm. “Esta demostración de interoperabilidad, entre varios fabricantes de automóviles no es sólo un hito importante para la implantación del C-V2X, sino que también es una validación de la viabilidad comercial y la compatibilidad global de una comunicación directa en CV2X para vehículos conectados”, contó Enrico Salvatori, vicepresidente senior y presidente de Qualcomm para Europa.

Con las primeras implantaciones en marcha, la expectativa de comercialización de los autos conectados se estima será para 2019. Además de los beneficios de comodidad y practicidad, el aspecto de la seguridad es uno de los más relevantes de la tecnología C-V2X y ha generado un interés global por parte de la industria.

“Queremos mucho continuar el trabajo junto a líderes del sector automotriz, como 5GAA, BMW Group, Ford, Groupe PSA y Savari, para ayudar a la industria automotriz a avanzar hacia un futuro más seguro, conectado y autónomo”, amplió Salvatori.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UNA RESPUESTA