COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Un tribunal alemán ha prohibido la venta de ciertos tipos de iPhone en el país, porque Apple no ha logrado convencerlo de que los modelos objetos de litigio no infringen una patente clave de Qualcomm. Es la segunda sanción de este tipo a la que se enfrenta Apple en apenas dos semanas.

Si bien Apple ha modificado el software de los iPhones que vende en Alemania, un tribunal regional de Múnich no entiende que dicha actuación haya sido suficiente y ha prohibido la importación y venta de dispositivos que, a su juicio, infringen una patente sobre tecnología de ahorro energético en smartphones propiedad de Qualcomm.

El dictamen entrará en vigor tan pronto como Qualcomm haya depositado la fianza para cubrir los daños potenciales que podrían ser objeto de reclamación por parte de Apple si la decisión se revocara o modificara tras una apelación.

Qualcomm ha declarado que la transferencia de fondos estará lista “dentro de unos días”.

Una petición de Apple para que se posponga la prohibición ha sido denegada. En unas declaraciones a Reuters, la empresa afirma que no está conforme con el dictamen del tribunal alemán y que apelará contra la decisión.

Durante el proceso de apelación, los modelos iPhone 7 y 8 dejarán de venderse en las 15 tiendas que Apple posee en el país, si bien otros dispositivos de generaciones posteriores, como los XS, XS Max y XR, continuarán a la venta.

A petición de Qualcomm, el tribunal también ha impuesto a Apple la obligación de presentar toda la información sobre ventas, ingresos y beneficios registrados en Alemania por los dispositivos que aparentemente infringen la patente, así como de retirar y destruir los dispositivos ya distribuidos a comercios minoristas del país.

Pleitos sin fin

Es la segunda prohibición que afecta a los smartphones de Apple, después de una orden preliminar emitida una semana antes por un tribunal chino. En un intento por librarse de dicha prohibición, Apple ha sacado una actualización de software para el sistema operativo del iPhone, pero no está claro si ha tenido éxito.

Don Rosenberg, vicepresidente ejecutivo y asesor jurídico de Qualcomm, afirma en una declaración que las decisiones de los tribunales chino y alemán confirman “el valor de las patentes de Qualcomm y dejan claro que Apple ha cometido infracciones”.

En una declaración a Reuters, Apple explica que los intentos de Qualcomm de prohibir las ventas del iPhone no son más que un intento de desviar la atención que de otro modo se dirigiría a los inacabables pleitos sobre patentes entre ambas firmas. Ha reiterado sus críticas a la política de precios del fabricante de chips. Según Apple, dicha política se halla bajo investigación por parte de varios gobiernos.

Qualcomm también está intentando que los iPhones sean prohibidos en los Estados Unidos.

En octubre, Qualcomm afirmó que Apple le debía 7.000 millones de dólares (unos 6.160 millones de euros) en pagos de royaltis por el uso de tecnologías patentadas.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO