COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El conglomerado japonés SoftBank Group no seguirá a adelante con su oferta de 3.000 millones de dólares (2.745 millones de euros) para la compra de acciones de The We Company, matriz de WeWork, firma en la que la empresa nipona es el principal accionista, al considerar que se han incumplido varias condiciones para el cierre de la operación, según ha anunciado la multinacional japonesa este jueves.

“Cuando la oferta fue negociada en octubre de 2019, SoftBank, WeWork, el comité especial de WeWork, Adam Neumann y SoftBank Vision Fund acordaron que SoftBank no tendría que completar la oferta a menos que se cumplieran determinadas condiciones específicas”, ha explicado la compañía nipona. “Varias de las condiciones de cierre no se habían satisfecho en el plazo del 1 de abril de 2020”, ha señalado.

En concreto, SoftBank Group considera que no se han cumplido las condiciones relativas a la obtención de los necesarios permisos antimonopolio, así como tampoco se han firmado ni completado los despliegues de las ‘joint ventures’ en China y Asia, mientras que continúa habiendo investigaciones civiles y criminales respecto de la compañía respecto de las actividades financieras y de comunicación con los inversores de WeWork.

Asimismo, entre las justificaciones para dar marcha atrás en su propuesta de adquisición, SoftBank Group ha señalado la imposición de restricciones a la actividad de WeWork como consecuencia de las decisiones adoptadas por diversos gobiernos en todo el mundo para contener la propagación de la pandemia de Covid-19.

“Dado nuestro deber fiduciario con nuestros accionistas, sería irresponsable por parte de SoftBank ignorar el hecho de que se han cumplido las condiciones y, a pesar de ello, consumar la oferta”, ha indicado Rob Townsend, vicepresidente senior y responsable legal de SoftBank.

El grupo nipón, que ya acudió el pasado mes de octubre al rescate de WeWork, ha subrayado que el fundador de esta compañía, Adam Neumann, junto a su familia y determinados inversores institucionales, como Benchmark Capital, serían los principales beneficiarios de la oferta de compra de acciones de SoftBank, precisando que las acciones vendidas por Neumann y Benchmark’ constituían más de la mitad de las adheridas a la la propuesta de compra, mientras que las controladas por empleados de WeWork apenas llegaban al 10%.

Por otro lado, SoftBank Group ha indicado que, si bien originalmente anticipaba la contabilización de una pérdida no operativa en su ejercicio fiscal, que concluyó en marzo de 2020, en el caso de completar la compra, como consecuencia de la diferencia entre los costes de adquisición y el valor razonable de las acciones, al haber dado por terminada la oferta “no se registrará esta pérdida”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO