COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Después de una revisión de medio término sobre la estrategia de Mercado Digital Común, la Comisión Europea indicó a principios de mayo que podría tomar acciones sobre “cláusulas y prácticas injustas” en la relación entre las plataformas de Internet y los negocios para fin de año.

Si bien no trascendieron nombres, es bastante obvio a qué plataformas apunta la Comisión Europea: sistemas operativos, tiendas de aplicaciones, motores de búsqueda y otras plataformas dominantes están en la línea de fuego.

Aparentemente, la Comisión abordará las cuestiones impulsada por un número de jugadores europeos de Internet más pequeños, incluyendo Spotify y Deezer, quienes alegan que las grandes plataformas abusan de su posición de privelgio.

En su revision, la Comisión dijo que algunas plataformas online tienen prácticas que podrían ir en detrimento de los usuarios. Esto incluye la remoción de productos y servicios sin debida notificación o sin posibilidad efectiva de rever la decisión.

También dijo que las plataformas pueden favorecer sus propios servicios o discriminar entre diferentes proveedores o vendedores, y destacó la falta de transparencia en los resultados de las búsquedas. En este escenario, Apple hipotéticamente podría discriminar el servicio Spotify en su tienda de apps.

El papel de las grandes plataformas

La posible intervención de la Comisión puede llevar a mejores condiciones para los jugadores más chicos, pero también abre un debate importante sobre el rol que juegan Apple y Google en Internet, en general. Puesto en cifras: Apple y Google controlan más del 90% de los sistemas operativos móviles y sus respectivas tiendas de aplicaciones.

Otras plataformas como Facebook, Amazon y TripAdvisors también estuvieron bajo la lupa de la Comisión.

De acuerdo con un analista de Frost & Sullivan, los comentarios de la Comisión Europea refieren a que los gigantes estadounidenses como Apple, Google y Facebook funcionan como porteros de la industria tecnológica, lo cual es absolutamente cierto. El especialista explicó que el poder de esas empresas ha emergido como una resolución natural del desarrollo de Internet. Cuanto más datos acumula una plataforma de sus usuarios, más puede mejorar el servicio y atraer, a su vez, más usuarios.

Si bien es incuestionable la posición de privilegio de jugadores como Google y Apple, intervenir en su forma de funcionamiento puede ser drástico e, incluso, prematuro, de acuerdo con James Waterworth, VP de Europe at Computer & Communications Industry Assocation (CCIA). La asociación representa a varias compañías, incluidas Facebook y Google. Waterworth comentó a Mobile World Live que se vieron sorprendidos de los pasos de la Comisión Europea, debido a la poca información que compartió el órgano del Viejo Continente. Agregó que en una economía de mercado siempre existen quejas entre las partes, pero eso no justifica regulación en la mayoría de los casos.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO