Fotografía: SHANGHÁI STOCK EXCHANGE (SSE)
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

China no quiere quedarse atrás, en ningún sentido, y por ello ya tiene en funciones al STAR Market, que no es otra cosa más que la bolsa de valores en donde el gobierno de Beijing pretende que coticen las empresas tecnológicas de ese país, en lo que queda claro es un intento por competir con el índice NASDAQ y, si es posible, repatriar a algunas grandes firmas asiáticas que debido a su volumen eligieron salir del país.

El Consejo de Innovación en Ciencia y Tecnología o STAR Market, tiene su sede en la ciudad de Shanghái y hasta ahora alberga a 25 compañías que en su conjunto el día de ayer consiguieron un crecimiento de 140% que, no obstante, debe mirarse con la prudencia con que es aconsejable observar a la economía de China en las últimas décadas, pues si bien suele crecer mucho también ha sido protagonista de caídas épicas.

Por principio es necesario señalar que STAR se encuentra en una fase de programa-piloto, y en este sentido su eficacia no está del todo garantizada. La intención, sin embargo, es que las compañías y los inversionistas chinos dejen de sentirse atraídos por las bolsas de Nueva York y Hong Kong, y fijen su mirada en las bondades de una economía nacionalista y pujante, sin duda alguna, pero que también ha dado probadas muestras de ser bastante volátil.

Con tal de atraer a la mayor cantidad de compañías posibles a STAR, las reglas para pertenecer al club son bastante laxas: a diferencia de las bolsas de Shanghái y Shenzen, no es necesario contar con un registro ante el ente regulador del gobierno, aunado al hecho de que tendrán la posibilidad de emitir acciones de todo tipo, lo cual permitirá a sus fundadores mantener el control de las empresas.

Dados los resultados obtenidos el día de ayer (hubo un pico en el que las 25 superaron el 200% de su valor original y al final 15 de ellas alcanzaron el 100 de revalorización), se espera que el STAR Market capte en las próximas semanas a cerca de 150 empresas más que, de hecho, se encuentran ya en la fase de completar los registros.

Más allá de sumar nuevos miembros al club, un propósito ulterior de esta iniciativa que el presidente Xi Jinping anunció el otoño pasado, es repatriar a todas aquellas empresas tecnológicas chinas que sucumbieron ante el estable canto de las sirenas de las bolsas de Nueva York (Alibaba, Baidu, JD) o Hong Kong (TencentXiaomi).

Al final de su primer día de operaciones, el STAR Market habría recaudado alrededor de 30,500 millones de yuanes (44,300 millones de dólares).

“El valor de las ganancias es una locura en relación a lo que esperábamos”, dijo Stephen Huang, vicepresidente de la firma Shanghái See Truth Investment Management a Reuters. “Estas son buenas empresas, pero el valor de su cotización es muy alto. Comprarlas ahora no tiene sentido”, añadió.

Pese al optimismo frenético que tuvo lugar ayer en el STAR Market, los analistas financieros recomendaron prudencia. Para bien o para mal, el índice NASDAQ ya tiene competencia.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO