Rubén Beluomo, Gerente Comercial de Infor Cono Sur
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por: Rubén Belluomo, Gerente Comercial de Infor Cono Sur

El foco en el sector manufacturero, los programas de capacitación y los proyectos de ingeniería en el sector público crean un escenario optimista, pero que todavía es incierto. Además, los costos, reglamentaciones y restricciones, suman presión a las empresas a la hora de planificar hacia el futuro. En conclusión: el único factor estable es la velocidad de los cambios.

Las empresas cuentan con varias opciones para responder a esta volatilidad, pero lamentablemente la mayoría son de alto riesgo.  En ese sentido, sabemos que mantenerse en el mismo rumbo y tratar de surfear las olas de tormenta es riesgoso, así como también ignorar las nuevas tendencias y la tecnología, ya que la competencia que es muy agresiva con su market share puede superar rápidamente a las empresas menos innovadoras.

En cambio, una empresa que es ágil, flexible, que se adapta a los tiempos y que está dispuesta a realizar cambios hacia nuevas oportunidades, logrará sobrevivir fácilmente y será exitosa aún en épocas de volatilidad.

Nos encontramos en una economía global con un gran potencial de crecimiento económico, siempre y cuando, las empresas estén equipadas con un software de vanguardia. Así pues, las empresas deben ser estratégicas con respecto a sus operaciones, su cadena de suministro y su capacidad de centrarse en los clientes. Aquellas que aún cuentan con tecnología antigua y dudan de realizar un upgrade, no sabrán aprovechar las oportunidades del mercado.

Las aplicaciones tecnológicas modernas y avanzadas ayudarán a las empresas a enfrentar las complejidades y transformar la volatilidad en tiempo de crecimiento. Estas son algunas de las formas en que la tecnología ayuda a las empresas a crecer:

El Business Intelligence y análisis predictivo permiten anticipar tendencias, aplicar la ciencia de los datos para pronosticar necesidades de recursos y descubrir potenciales oportunidades de ventas, ya sea con clientes existentes o nuevos mercados.

Respuesta Ágil. La implementación en la nube significa agilidad, lo que permite a las empresas expandir sus sucursales, crear alianzas, fusionar y adquirir otras empresas y ampliar el portfolio de productos, sin la presión de comprar e instalar un nuevo hardware, servidores y seguridad.

Flexibilidad. La implementación en la nube con capacidad de almacenaje elástico y las soluciones ERP modernas con arquitectura flexible, permiten contar con nueva tecnología como Disrupción Digital, Realidad Virtual (VR) e Internet de las Cosas (IoT).

Visibilidad. Actualmente, la norma son productos altamente configurados como Engineer-to-Order (ETO) y Make-to-Order (MTO). La idea es optimizar la operación para minimizar los desperdicios y optimizar la productividad del personal. El control de calidad, el cumplimiento de normas y la logística también debe gestionarse, por lo que la visibilidad de toda la organización es clave.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO