COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El crecimiento de 4G muestra el apetito de los consumidores por los accesos de banda ancha móvil. A fin de 2016 existían 447 millones de líneas de banda ancha móvil en América Latina. De ese total, 119 millones (17% de todas las líneas móviles) correspondían a LTE. Y para 2021 se estima que existan 447 millones de líneas LTE en la región, es decir, que más de un 57% de las líneas móviles latinoamericanas pertenecerán a la tecnología LTE.

Las cifras de la consultora Ovum fueron exhibidas por José F. Otero, director para América Latina y el Caribe de 5G Americas, durante el evento 5G Latam, organizado por Informa y que tuvo lugar a fin de abril en Río de Janeiro.

El escenario es propicio para el desarrollo de IoT, sobre todo por las proyecciones de crecimiento global para la conexión de objetos físicos y virtuales: se estiman unas 27.000 millones de este tipo de conexiones para 2024.

Fuente: Presentación José F. Otero, 5G Americas

Ahora bien, ¿qué es IoT? De acuerdo con la Recomendación Y.6060 de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), “IoT puede considerarse una infraestructura global para la sociedad de la información, permitiendo servicios avanzados interconectando cosas (físicas y virtuales) basadas en tecnologías de información y comunicación interoperables existentes y en evolución. A través de la explotación de las capacidades de identificación, captura de datos, procesamiento y comunicación, el IoT hace pleno uso de las cosas para ofrecer servicios a todo tipo de aplicaciones, asegurando al mismo tiempo que se cumplan los requisitos de seguridad y privacidad”. El texto agrega: “se espera que el IOT integre en gran medida las tecnologías líderes, tales como tecnologías relacionadas con la comunicación avanzada de máquina a máquina, redes autónomas, minería de datos y toma de decisiones, protección de seguridad y privacidad y cloud computing, con tecnologías de detección y actuación avanzadas” .

La irrupción de IoT generará nuevos modelos de negocio para los operadores móviles y también habilitará nuevos actores en el ecosistema.

Desafíos

Tanto operadores móviles como autoridades gubernamentales deben preparar el terreno para la explosión de las cosas conectadas. La adjudicación de espectro, en este sentido, “es un factor crítico para satisfacer demanda incremental de tráfico”, según explicó Otero.

América Latina está rezagada en el otorgamiento de espectro, de acuerdo con el Director para América Latina y el Caribe de 5G Americas. De acuerdo con un ideal de la UIT la región debería contar con entre 1.340 MHz y 1.960 MHz de espectro asignado para su utilización en conectividad y, en promedio, los países de la región otorgaron menos del 20% del recurso radioeléctrico a 2016.

Y la tecnología 5G complica un poco este entorno, de no asignarse espectro. Según Otero, las redes 5G deberán utilizar una cartera más amplia de espectro para atender diferentes casos de uso y obligaciones regulatorias.  A su vez, los operadores administrarán redes heterogéneas, aumentando la demanda de diferentes bandas y usos del espectro.

Fuente: Presentación José F, Otero, 5G Americas

Diferentes perspectivas para 5G

Desde la perspectiva del usuario, los ejes centrales de 5G consisten en calidad en la experiencia de uso, satisfacción, confiabilidad  y velocidad de las conexiones, de acuerdo con Otero.

Presentación José F. Otero, 5G Americas

Por supuesto, para los operadores propietarios de redes las perspectivas son otras y las preocupaciones se centran en la operación y la administración de los tendidos de telecomunicaciones.

Fuente: Presentación José F. Otero, 5G Americas

Como conclusiones de su presentación, Otero indicó que las tecnologías 4G están presentes en América Latina. La mayoría de los mercados cuentan con redes LTE comerciales activas, con la excepción de Cuba.

Por su parte, la evolución a 5G traerá asociados diferentes servicios basados en IoT: Ciudades Inteligentes, wearables, servicios de transporte inteligentes, autos conectados, servicios de seguridad, etc. El especialista indicó que es necesario que se prevea la entrega de espectro radioeléctrico para el desarrollo positivo de esta tecnología.

Otero concluyó su ponencia indicando que los servicios de banda ancha inalámbrica son una oportunidad para el crecimiento de IoT, con despliegues a partir de mayores velocidades de acceso y conectividad más robusta.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO