COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los directorios de Telecom y de Cablevisión aprobaron un “compromiso previo de fusión” para que Telecom absorba a Cablevisión. La operación requiere la aprobación de los accionistas y de órganos regulatorios. Se da por sentado la conformidad en ambas esferas.

La fusión por absorción dará como resultado el mayor jugador de las telecomunicaciones argentinas. La empresa resultante tendrá 3,92 millones de líneas fijas activas, 3,93 millones de accesos de banda ancha fijos, 21 millones de clientes de servicios móviles y 3,5 millones de suscriptores de TV paga.

A pesar de la fusión por absorción de Cablevisión por parte de Telecom, de acuerdo con información de las empresas el operador de TV paga tiene una valorización de US$ 6.111 millones, en tanto que la de Telecom es de US$ 5.000 millones. En conjunto la valuación total alcanza los US$ 11.111 millones.

Desde este medio se adelantó hace más de un año la posibilidad de la fusión, aunque las empresas negaran esa posibilidad en su momento. Es que Fintech, firma controlada por el mexicano David Martínez, es accionista común en ambas empresas. Tiene el 40% de Cablevisión –el 60% restante es del Grupo Clarín, que escindió la operación pero los accionistas controlantes son los mismos- y, después de la compra original de la participación de Telecom Italia en Telecom, aprobada en marzo de 2016, el inversor avanzó sobre las acciones que el Grupo Werthein tenía en el operador.

La fusión hace sentido desde el punto de vista operativo –y económico/financiero, por supuesto. Las operaciones de Telecom y Cablevisión son complementarias. La primera suma la mayor base de clientes de TV paga y el 1 de enero de 2018 este mercado se abre a la plena competencia de operadores. Cablevisión, por su parte, inició su camino para prestar servicios móviles con la compra de Nextel en septiembre de 2015. En junio del año pasado, adquirió empresas que contaban con espectro en 900 MHz y 2,5 GHz para lanzar servicios 4G: ahora los tiene con Personal, el brazo móvil de Telecom. Y el Grupo Clarín, indirectamente, cumple su viejo anhelo de desembarcar en Telecom.

Repercusiones

Como se dijo, el mercado de TV paga se abrirá para los operadores telefónicos el 1 de enero de 2018, aunque de manera acotada en términos geográficos: Buenos Aires y alrededores, Rosario y Córdoba. El resto del país deberá esperar otros 12 meses.

Con la incorporación de Cablevisión, Telecom adelanta en el terreno a Telefónica y Claro. Si bien la prestación de TV paga estaba en los planes de estos dos últimos, la jugada de Telecom les debería acelerar los planes. Y se sabe que una adquisición es más veloz que el despliegue o modernización de la infraestructura existente. Varios dueños de cableoperadores esperarán llamados telefónicos mientras sus activos se revalorizan.

Una fusión de tamaño valor y que, además, reconfigura el mercado, no pasará desapercibida por los escritorios legales de los competidores. Telefónica ya había amenazado con medidas judiciales a principios de año, cuando el Gobierno aprobó que el espectro adquirido de empresas por parte de Nextel podía utilizarse para 4G. No se descarta un nuevo intento para esta ocasión, a sabiendas que el Gobierno está a favor de la fusión. Por lo pronto, desde las autoridades del sector prepararían, veladamente, expedientes sancionatorios para, llegado el caso, calmar la furia española.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO