COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Una vez que el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU) confirme los Términos de Ajuste de Conducta (TAC) que presentó Telefónica Vivo y fueron aprobados por Anatel, que implica una inversión de BRL 4.200 millones a 2020 a cambio de multas (US$ 1.300 millones), el operador desplegará fibra óptica a la casa del cliente (FTTH) en 19 ciudades de todas las regiones de Brasil. Este volumen significa una quinta parte de las cien ciudades que tienen que contar con la infraestructura FTTH para el año 2020 de acuerdo con el TAC.

Según Eduardo Navarro, presidente de Telefónica Brasil, será un gran esfuerzo si se compara que el año pasado, la empresa implementó fibra en sólo dos ciudades, Timothy, en Minas Gerais, y Cachoeiro Sul, en Rio Grande do Sul. Vale recordar que GVT, comprada por Telefónica en septiembre de 2014, que expandió rápidamente su infraestructura de fibra óptica en sus mejores años implementó la red FTTH en diez ciudades. En la actualidad, el grupo cuenta con unos 180 ciudades con fibra.

Los compromisos del TAC, en términos de banda ancha fija, tendrán un reflejo importante en infraestructura, según el ejecutivo. A esto debe añadirse la expansión de la banda ancha móvil a través de la expansión de las redes 3G y 4G, que tienen que atender a otros 400 municipios.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO