COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Esta semana, la Comisión Europea desaprobó la venta de O2 a Hutchison en el Reino Unido. La operación suponía ingresos por € 13.000 millones, que serían destinados a reducir una deuda financiera neta de € 50.213 millones a marzo. Parte del dinero también hubiera ido a posibles adquisiciones, entre ellas, los activos latinoamericanos de DirecTV, según rumores.

De todas formas, la Junta General de accionistas de Telefónica ha aprobado hoy todos los acuerdos propuestos por el Consejo de Administración de la Compañía, entre ellos, el pago de un dividendo de € 0,75 por acción para el ejercicio 2016, con un primer tramo de € 0,35 por acción pagadero a partir del próximo mes de noviembre, y un segundo tramo, de € 0,40 por acción, a distribuir en el primer semestre de 2017. En términos de rentabilidad, la retribución aprobada para 2016 supone una rentabilidad del 7,9% a precios actuales de la acción,

José María Álvarez-Pallete que ha presidido hoy su primera Junta de Accionistas como presidente de Telefónica, ha asegurado que la compañía “tiene una clara orientación al accionista y un firme compromiso para ofrecerles una atractiva remuneración”.

Los argumentos para negar la fusión indicaban una concentración de mercado que sería negativa tanto para los consumidores del Reino Unido como para el sector del móvil del país. La operación habría reducido el número de operadores móviles dispuestos a alojar operadores virtuales, añadió la CE en un comunicado.

Reacciones con argumentos conocidos

Álvarez-Pallete contemplaba la negativa. De acuerdo con el ejecutivo, el rechazo a la operación implica un mensaje al sector de telecomunicaciones europeo, que probablemente necesita un mayor tamaño para poder asumir un despliegue óptimo de infraestructuras.

El presidente de Telefónica retomó una posición ya conocida del operador: reglas iguales para todos en el nuevo mundo digital, tanto para los gigantes de Internet como Facebook o Google, como para los operadores de telecomunicaciones.

Álvarez-Pallete insistió que quieren competir en igualdad de condiciones y ha considerado que tienen que dejar de ser defensivos y ser proactivos en los reclamos a los reguladores, ya que entiende que el nuevo mundo no puede funcionar con reglas del pasado.

Opciones de recursos frente a la negativa de la venta de O2

De acuerdo con un informe del HSBC, Telefónica cuenta con seis opciones para hacerse de recursos con el objetivo de reducir deuda.

Venta de O2 a otro operador o una salida a bolsa de la filial. Telefónica mantiene el interés en vender su operación británica, por lo que podría buscar otro comprador o colocarla en mercado a través de una oferta pública. Para el primer supuesto, Liberty Global podría ser una opción.

Salida a la bolsa de Telxiur. Meses atrás, Telefónica creó Telxius, una empresa donde va agrupando sus activos de infraestructura (torres de telefonía móvil, cables submarinos, etc). La nueva compañía tendría un valor piso de € 5.000 millones.

Salida a la bolsa o venta de la operación de México. HSBC recordó que en noviembre, Ángel Vila, director financiero de Telefónica, apuntó la venta de la operación mexicana o su salida a bolsa. El banco considera que la venta del 49% de la operación supone ingresos de entre € 8000 millones y € 1.300 millones.

Vender una participación del 10% de Telefónica Deutschland. Según HSBA, con la venta de un 10% de Telefónica Deutschland (tiene el 63,2%) podría lograr € 1.300 millones.

Otra de las opciones que analizó el HSBC incluyen la suspensión del programa de recompra de acciones por un 1,5% de capital y la venta de bonos híbridos.

En el camino de la transformación

En su discurso ante los accionistas, Álvarez-Pallete señaló que su aspiración es continuar impulsando la transformación digital de la compañía.  Ha recordado que el objetivo de Telefónica es convertirse en una “Onlife Telco”.

El presidente de Telefónica indicó que el plan estratégico de la compañía se basa en la conectividad, una oferta integral y en la experiencia diferencial, así como los habilitadores clave en los que se apoyará para desarrollar su propuesta de valor: el Big Data y la innovación, la digitalización extremo a extremo y la asignación de capital y la simplificación.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO