Presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Telefónica, a través de su filial brasileña y junto a TIM y Claro, ha elevado su oferta de compra sobre el Grupo Oi hasta 16.500 millones de reales brasileños (unos 2.706 millones de euros) para superar en un 10% el mínimo requerido por el grupo brasileño.

La nueva oferta llega después de que Oi dijera que había iniciado conversaciones en exclusiva con otro posible comprador, Highline do Brasil, una empresa propiedad de la firma de capital privado estadounidense Digital Colony. Oi no ha revelado el valor de la oferta de Highline, pero dijo que estaba por encima de los 15.000 millones de reales.

Telefónica lanza una oferta por el negocio móvil de la brasileña Oi

Telefónica impulsa la reactivación de la actividad post Covid con IoT y Big Data

Telefónica acelera su despliegue en IoT

Según ha detallado Telefónica en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), su nueva propuesta incluye la posibilidad de firmar contratos a largo plazo para el uso de infraestructuras del Grupo Oi, que tiene el 16% del mercado de telefonía móvil en Brasil.

En su escrito, Telefónica recuerda que su consorcio fue el primer licitador (stalking horse) por el negocio móvil de Oi, lo que le da derecho a realizar una oferta más elevada que la mejor oferta entre el resto de las presentadas (right to top) en este proceso competitivo de venta.

“Como operadora de reconocida solidez financiera y con presencia y antecedentes de inversiones relevantes a largo plazo en Brasil”, Telefónica asegura confiar en que si su oferta es aceptada, y en caso de que sea la vencedora, “reportará beneficios a sus accionistas, acelerando el crecimiento y generando eficiencias, y a sus clientes, a través de una mejor experiencia de uso y calidad del servicio prestado”. Telefónica defiende que la oferta también aborda las necesidades financieras del Grupo Oi “para que pueda implementar su plan estratégico y atender a sus acreedores en el marco del Plan de Recuperación Judicial”.

Asimismo, indica que beneficiará al sector de telecomunicaciones en su conjunto, “mediante el fortalecimiento de su capacidad de inversión, innovación tecnológica y competitividad” y, estaría así en línea con la normativa que busca en el país consolidar “un servicio de telefonía móvil fuerte y eficiente”.

Aumenta así la puja por los activos móviles de Oi, la cuarta operadora brasileña, envuelta en concurso de acreedores, el mayor de la historia del país.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO