COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Telefónica ha suscrito un acuerdo para la venta de 11 centros de datos a Asterion Industrial Partners, un fondo de inversión especializado en inversiones en infraestructuras en Europa, por un importe total de 550 millones de euros. Se estima que la plusvalía de la operación, antes de impuestos y de minoritarios, ascenderá, aproximadamente, a 260 millones de euros.

El perímetro de la operación incluye 11 data centers de los 23 con los que cuenta la operadora, instalados en siete países: Argentina (2), Brasil (2), Chile (1), EE UU (1), España (2), México (1) y Perú (2).

El acuerdo se complementa con la firma de un contrato de prestación de servicios de housing, de forma que Telefónica seguirá prestando y gestionando los servicios que viene ofreciendo a sus clientes desde estos centros de datos y mantendrá la relación directa con ellos.

Este contrato permitirá a Asterion, por su parte, apalancarse en la red de ventas de las operaciones del grupo Telefónica para comercializar el resto de capacidad disponible en los centros de datos. La operación no incluye ni la venta de servidores propiedad de Telefónica o de sus clientes alojados en los mismos ni la gestión y acceso a los mismos.

“Telefónica, por tanto, mantiene intacto su posicionamiento comercial, la relación con sus clientes y su liderazgo en la oferta de servicios de conectividad y capacidades cloud [servicios en la nube] para el segmento corporativo”, informó la multinacional española en un comunicado remitido.

El cierre de la venta tendrá lugar en un plazo aproximado de dos meses, salvo la de cuatro centros, cuya efectiva transmisión está condicionada a determinadas autorizaciones y trámites administrativos.

Reducción de deuda

Si la operadora dedicara todo el importe de la operación a reducir la deuda esta se situaría por primera vez en la última década por debajo de los 40.000 millones de euros, tras la venta de sus filiales en Centroamérica, de la aseguradora Antares y la devolución de Hacienda por 702 millones de euros por impuestos pagados en exceso.

No obstante, la empresa tendrá que hacer un esfuerzo adicional por la compra de espectro de 5G en Alemania, cuya subasta se celebra en estos días, y en la que la empresa española ha comprometido ya más de 1.100 millones de euros, así como el impacto de la nueva norma contable sobre alquileres que elevará el endeudamiento entre 7.400 y 8.100 millones de euros.

Telefónica, como otras grandes operadoras, buscan rentabilizar sus infraestructuras mediante la venta de activos que luego son arrendados a la empresa compradora, o la compartición de redes. En este sentido, la compañía que preside José María Álvarez-Pallete ha vendido ya el 49,9% de Telxius, su compañía global de infraestructuras de telecomunicaciones (cables submarinos, red de fibra y antenas) al fondo KKR y a Pontegadea, la matriz del grupo controlado por Amancio Ortega.

Asimismo, ayer anunciaba un acuerdo con Vodafone por el que tendrá acceso a la red de cable de alta velocidad de Vodafone en Alemania, que complementa otros de cooperación que Telefónica Deutschland ya tiene en el ámbito del acceso a redes fijas en el país.

Fuente: El País

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO