COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El defecto de fabricación que afecta al inflador de los airbags de la nipona Takata es de sobra conocido: lleva 23 víctimas mortales a nivel mundial, la mayoría en Estados Unidos. Pese a la quiebra de la empresa hace ya año y medio, sus dispositivos aún siguen ocasionando llamadas masivas a revisión con no pocas marcas implicadas: Honda, Toyota, Audi, BMW, Daimler Vans, Fiat Chrysler, Ford, General Motors, Jaguar-Land Rover, Mazda, Mercedes-Benz, Mitsubishi, Nissan, Subaru, Tesla… la lista es larga.

Estos airbags defectuosos registraban un problema: A causa de un agente químico utilizado por Takata, el nitrato de amonio, sus airbags del asiento del pasajero delantero pueden estropearse y explotar fragmentándose en pequeños trozos metálicos a modo de metralla.

En 2017, el constructor alemán Volkswagen llamó a revisión a 5 millones de vehículos; el estadounidense General Motors, a 2,5 millones y el japonés Honda, a 245.000.

Ahora es el turno de Elon Musk que  llamará a revisión 14.123 vehículos en China por posibles problemas en los airbags con piezas del fabricante japonés Takata.

Tesla, que inició recientemente la construcción de una enorme planta en Shanghái, declaró que esta decisión se enmarcaba en el marco de una llamada a revisión mundial de piezas fabricadas por Takata, que quebró en 2017.

Los vehículos afectados fueron construidos entre febrero de 2014 y diciembre de 2016, indicó la Administración Estatal de Regulación del Mercado en un comunicado.Según un comunicado publicado en su página web, “el llamado a revisión de los airbags del pasajero delantero para los Model S 2012 empezó en enero de 2017, se extendió a los Model S 2013 en enero de 2018 y se amplió a los Model S 2014-2016 a partir de enero de 2019”.

Elon Musk, visitó Shanghái a principios de enero para la inauguración de las obras de construcción de la planta del grupo. Tesla afirma que la fábrica podrá producir anualmente 500.000 unidades, con el fin de responder a la demanda creciente que tienen en China los autos eléctricos.

Así Tesla se suma a la lista negra de airbags fabricados por Takata.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO