Model Y. Fotografía: TESLA
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Se diría que Tesla está avanzando, pero no puede acelerar y en consecuencia se mueve lentamente. La compañía que dirige el magnate y visionario Elon Musk, reportó pérdidas mucho más grandes de las que esperaban durante el segundo trimestre de 2019: 408 millones de dólares, lo que equivale a 2.31 por acción. Como resultado, sus acciones cayeron un poco más de 10% en Wall Street.

Esos 408 millones se suman a los 702 que había perdido durante el primer trimestre del año, por lo que el fabricante de autos eléctricos acumula ya pérdidas por 1,110 millones durante 2019, cifra que, paradójicamente, es 43% menor a lo registrado en el mismo periodo de 2018. Lo dicho: Tesla avanza, pero no termina por acelerar en tanto estaba previsto que las pérdidas del segundo trimestre fuesen significativamente menores.

Las previsiones optimistas estaban cifradas en el hecho de que Tesla consiguió entregar 95,356 vehículos, lo cual supuso un récord para la compañía, durante el segundo trimestre de 2019, con lo que superó ampliamente las 63,000 unidades que reportó durante el primero, y que representaron una caída de un tercio en relación a los números del trimestre anterior.

Las ganancias de Tesla, que sumaron 6,349 millones de dólares, tampoco estuvieron acordes a las ambiciosas expectativas de las analistas. Sin embargo, Tesla sigue sumando si se mira en retrospectiva: los ingresos del primer trimestre fueron tan sólo de 4,500 millones de dólares, lo cual supone un avance en sus ganancias de 40%.

Pese a la lentitud de su avance, Tesla y Elon Musk se mantienen en lo dicho: entregarán por lo menos 360,000 unidades este año, si bien su meta ideal es llegar a las 400,000. ¿Cómo lo harán? Es difícil saberlo, las ventas de los modelos y han disminuido debido a lo elevado de su precio. Y elevar la producción del Model 3, el más asequible, supondría un retraso en la producción del novel Model Y. Pero Musk es Musk, y si algo sabemos de él es que, cuando menos lo esperamos, aún puede sorprendernos.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO