COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El vehículo más esperado del año todavía no llega a las manos de sus dueños ya que parece ser que su fecha de entrega se pasó para 2018. Según el cofundador de Tesla Motors, Elon Musk, su nave en Fremont comenzará a construir de forma masiva una media de 20.000 vehículos al mes a partir de diciembre, y asegura que la producción se duplicará desde enero.

Un ritmo con el que pretende llegar al medio millón del Model 3 para otoño del año que viene: “Este coche posee 10.000 piezas únicas y los estamos construyendo lo más rápido que podemos. Además, a finales de 2018 habrá 3 veces más supercargadores de que los que podemos encontrar en la actualidad por todo el país”. Aparte de su perfeccionismo absoluto Musk quiere asegurarse que  tengan puntos físicos de recarga suficientes por todo Estados Unidos que permitan dotarlos de autonomía en poco tiempo.

Por el momento, solo 30 personas han recibido el ansiado coche, todos miembros de Tesla, y además en su versión más exclusiva, con un precio inicial de unos 37.500 euros. El resto, las más de 400.000 personas que se estima ya hicieron su reserva, tendrán que esperar hasta otoño de 2018 si todo va como ha prometido Musk.

Pero lo que sí podemos ofrecerte son todos los datos significativos que lo postulan como el mejor auto eléctrico del mundo, hoy por hoy.

El modelo base

Tiene un precio de unos 30.000 euros. Se trata de un coche eléctrico con capacidad para 5 personas, una autonomía por cada carga de unos 350 kilómetros y una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en menos de 6 segundos. Además, cuenta con un hardware exclusivo para el piloto donde tendrá a la vista todas las funcionalidades, como por ejemplo, el velocímetro tradicional, el cual desaparece. De hecho, como se puede ver en las primeras fotos del interior hay pocos botones, y casi todo se reduce a la pantalla central del salpicadero.

Sus medidas básicas son: largo (4.676 mm), alto (1.435 mm), ancho (1.885 mm), batalla (2.870 mm).

En  términos de seguridad, esperan lograr una calificación de 5 estrellas.

Modelo Premium

Estos modelos son más exclusivos y mejoran algunas de las prestaciones del Model 3 básico. Tiene un precio de 37.500 euros y tiene una autonomía por cada carga de unos 500 kilómetros y una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en unos 5 segundos.

Modo de carga

La compañía promete a sus clientes que podrán cargar sus coches en 30 minutos para una autonomía de recorrido de unos 200 kilómetros (modelo básico) en los puntos de supercarga que existirán a lo largo del país. En caso de hacerlo en un enchufe tradicional, la velocidad se reducirá a unos 50 kilómetros por cada hora (240V y 32A).

Si en un futuro, un cliente opta a la opción premium podrá llegar a los 280 kilómetros de carga en media hora, mientras que si lo hace en casa llegará a los 60 kilómetros cada hora (240 V y 32A).

Un coche a la carta

El coche se ofrece en color negro estándar incluido en el precio, pero si el cliente lo quiere en otros tonos (azul oscuro metálico, gris metálico, gris oscuro metálico, blanco perla o rojo) el precio aumenta en 1.000 euros.

En caso de hacer un “upgrade”, el coche contará con materiales y acabados de primera calidad, con asientos calefactados y los delanteros regulables en altura, accesos USB traseros, sistema exclusivo de audio, perfiles de conductor personalizados, techo panorámico acristalado y tintado con protector ultravioleta, faros LED antiniebla y zona especial protegida para dos smartphones. En caso de querer este paquete habría que pagar otros 4.400 euros adicionales.

Conducción automática

El  Model 3 será capaz de adaptarse a las condiciones del tráfico y velocidad en las diferentes carreteras por las que circule, pudiendo decidir el mejor momento para adelantar e incluso aparcarse sin ayuda del conductor. Una serie de opciones que se irán mejorando y ampliando con el paso del tiempo y la mejora del software. Este pack supone el aumento del precio en otros 4.400 euros.

Tesla aspira a que un futuro también se pueda adaptar el coche para que conduzca de forma automática. Pero se trata de una funcionalidad que deberá ser aprobada y regulada por la legislación.

Todos los modelos tienen un punto en común, el coche no contará con una llave física para arrancarlo. Tendrá que ser el móvil el que permita el acceso al mismo gracias a la tecnología Bluetooth. En caso de quedarte si batería, no entres en pánico, porque también cuentas con una tarjeta NFC para abrir el coche.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

2 COMMENTS

  1. Sin un tablero convencional no me gusta para nada por mas que corra como un rayo, no me conformo con un tablet solamente me quedo con mi Bmw serie 2

LEAVE A REPLY