Fotografia: TESLA
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Tesla, la compañía estadounidense fabricante de autos eléctricos, ha roto su récord de vehículos entregados en el segundo trimestre del año con 92,500 unidades, así como las expectativas de los analistas financieros que no vieron con buenos ojos su pobre desempeño durante el primer trimestre de 2019 en el que sólo pudieron hacer entrega de 63,000 vehículos.

Los analistas especularon que la compañía que dirige Elon Musk cuando mucho estaría en condiciones de entregar 91,000 vehículos, con lo cual superaría su récord anterior (90,700) establecido en el cuarto trimestre de 2018. Sin embargo, para sorpresa de todos Tesla llegó a la cifra de 92,500 unidades y con ello el precio de sus acciones se elevó seis por ciento en el mercado de valores.

Por otro lado, Tesla también informó que fabricó 87,048 unidades durante el segundo trimestre de 2019, de las cuales 14,517 corresponden a los modelos y mientras que las 72,531 restantes son Model 3. En este aspecto, el fabricante de autos también habría superado los números del primer trimestre, periodo en el que sólo se produjeron 77,100 vehículos.

El hecho de que Tesla haya producido más vehículos en el primer trimestre de 2019 que los que pudo poner en manos de sus clientes, tiene que ver con los problemas de logística que enfrentó la compañía para entregar los pedidos que procedían del extranjero, los cuales derivaron en la imposibilidad de hacerlo antes del 31 de marzo pasado.

Pese a los números positivos que exhibe la compañía situada en Palo Alto, California, aún enfrenta una situación a resolver. La producción de los modelos X y S promedió 25,000 unidades combinadas por trimestre a lo largo de 2017 y 2018. En el presente año, sin embargo, la producción disminuyó a 14,150 vehículos en el primer trimestre y ascendió ligeramente a 14,517 en el segundo.

Y si bien se esperaba un descenso en la producción, no se esperaba un descenso tan dramático. La razón detrás de ello puede ser el rumor de que Tesla tiene pensado renovar el modelo S, lo cual habría inhibido considerablemente los pedidos anticipados en virtud a que los consumidores de la marca desean hacerse del modelo más reciente. Por lo pronto, Elon Musk tiene buenas razones para sonreir.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO