COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Tesla anunció que comenzará a vender una versión de su Modelo 3 eléctrico en Estados Unidos a US$35.000 – el precio promedio de un vehículo nuevo en dicho país- cumpliendo así con una promesa que la compañía de tecnología y autos eléctricos había hecho hace tres años.

Esta reducción en el precio del auto fue lograda, según explicó Elon Musk, gracias a la decisión de cerrar las tiendas físicas y empezar a vender los vehículos por Internet.

“Esta es la única manera de hacer los ahorros (necesarios) para este auto y ser económicamente sostenibles”, aseguró el empresario.

El cierre físico de los departamentos de exposición y venta le permitirá a la firma reducir costos en cerca de un 5%, y ese ahorro es el que se está utilizando para bajar los costos de todos los vehículos fabricados por la empresa, agregó.

Musk no especificó cuántas tiendas cerrarán (algunas salas de exposición y “centros de información” en zonas de gran tráfico continuarán funcionando) ni cuántos empleados serán despedidos como resultado de esta medida.

Sin embargo, destacó que el cambio era necesario para que Tesla se concentre en su meta de volver populares a los autos eléctricos.

Actualmente, hay 378 tiendas de venta y servicios de Tesla en todo el mundo. En EE.UU. tiene una presencia mucho menor que otras automotrices.

“Es 2019. La gente quiere comprar cosas por internet”, afirmó Musk. Es posible que este concepto se aplique sobre todo a la gente joven, o al público en general cuando quiere comprar algo de relativamente poco valor.

Pero uno podría imaginarse que antes de gastar US$35.000 en un auto, uno desearía probarlo antes de comprarlo.

Para superar este obstáculo, Musk le permitirá a los interesados comprar el auto, usarlo por de siete días o conducirlo por un máximo de 1.600 Km y, si no está satisfecho, devolverlo sin costo alguno.

“Literalmente, puedes comprar un Tesla, conducirlo por varios cientos de kilómetros en un viaje de fin de semana con amigos, y retornarlo sin costo”, señaló la compañía en su blog.

En América del Norte la operación puede hacerse en un minuto. Y pronto, agrega, también podrá comprarse por internet en otras partes del mundo. La entrega se realizará entres tres y cuatro semanas después del pedido.decisión acertada en el

“Si bien todavía hay preguntas sin resolver en cuanto a la logística y a la entrega (de los autos), creemos que este es cambio estratégico es la medida adecuada en el momento justo para Tesla”, afirmó Musk. Musk cree que la compañía perderá dinero en el actual trimestre que culmina en marzo, pero espera generar ganancias durante el período de abril a junio.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO