COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Tres marcas chinas, OPPO, Huawei y Vivo, desbancaron a Apple y Xiaomi para convertirse en los máximos vendedores de teléfonos inteligentes en el país asiático en términos de envíos en 2016.

Por primera vez OPPO se situó en el primer lugar, al vender 78,4 millones de móviles en China, con un aumento interanual del 122,2 por ciento respecto de 2015, según un informe dado a conocer el lunes por la Corporación de Datos Internacionales (IDC, según sus siglas en inglés).

En 2015, la marca se había ubicado cuarta en la misma lista.

En ese mismo año, Vivo fue el quinto mayor vendedor de telefónos inteligentes, pero un incremento de 96,9 por ciento, gracias a la venta de 69,2 millones de celulares, le permitió hacerse al tercer lugar en 2016, de acuerdo con el informe.

A lo largo del último año, ambas marcas se hicieron inmensamente populares entre los jóvenes, sobre todo entre las mujeres, gracias a la promoción por parte de celebridades, anuncios recurrentes en programas de entretenimiento y una robusta red de ventas al por menor en ciudades pequeñas.

“Estas marcas se han hecho cada días más reconocidas por los consumidores gracias a su intensa exposición y a la recomendación por parte de los propios usuarios”, indica el informe.

Huawei, una marca consolidada en China y reconocida en el exterior, mantuvo el segundo lugar con un aumento del 21,8 por ciento impulsado por las ventas de 76,6 millones de unidades. Su proporción del mercado subió ligeramente en 2016 frente al año anterior, al 16,4 por ciento.

Las tres marcas representaron un total del 48 por ciento del mercado nacional el año pasado.

Jin Di, un gerente de investigaciones de la filial en China de la IDC, dijo que otra razón detrás del éxito de estos fabricantes es su disposición a compartir sus beneficios con sus socios de distribución.

El gigante estadounidense Apple bajó del tercer puesto de 2015 al cuarto en 2016, dado que sus envíos a China cayeron 23,2 por ciento, colocando en manos de los consumidores 44,9 millones de unidades.

Por su parte, Xiaomi, primero en 2015, se desplomó hasta el quinto lugar con una reducción del 36 por ciento en sus ventas en China.

El año pasado, el volumen total de envío de teléfonos inteligentes en China se elevó 8,7 por ciento, para llegar a 467,3 millones de aparatos.

La IDC pronosticó que en 2017 el volumen continuará creciendo, dado a que los consumidores chinos reemplazan con frecuencia sus celulares viejos, pero el crecimiento será más lento que el de 2016.

Nuevos cambios son previsibles en el mercado de los teléfonos inteligentes de China en este año, debido a la feroz competencia entre los fabricantes, según la fuente.

A nivel mundial, los primeros cinco vendedores de teléfonos inteligentes en términos de envíos el año pasado fueron Samsung, Apple, Huawei, OPPO y Vivo.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO