COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha firmado una orden ejecutiva con la que prohíbe cualquier transacción o negocio con ByteDance, el desarrollador chino de TikTok y WeChat, a partir de 45 días.

“Estados Unidos debe tomar acciones agresivas en contra de los propietarios de TikTok para proteger nuestra seguridad nacional”, afirmó Trump en el texto de la orden ejecutiva, que eliminaría la aplicación en Estados Unidos si no cambia de manos.

La medida aumenta la presión sobre ByteDance, la casa matriz de TikTok, para que concluya negociaciones para vender la plataforma de videos cortos a Microsoft, y crea otro nuevo frente en la confrontación de la Casa Blanca con Beijing.

Dura amenaza de China a Trump por TikTok

Trump impone condiciones a Microsoft para la compra de TikTok

Por qué TikTok quedó en medio de la pelea entre China y Estados Unidos

El lunes, el mandatario estadounidense aceptó la posibilidad que un grupo estadounidense compre TikTok, pero antes del 15 de septiembre, so pena de prohibir la plataforma.

Al hacer frente a las compañías, el decreto evoca una amenaza a la “seguridad nacional, la política exterior y la economía de Estados Unidos”.

WeChat es una aplicación de mensajes, red social y pago electrónico propiedad de TenCent Holdings y tendría más de mil millones de usuarios.

“Como TikTok, WeChat captura automáticamente enormes franjas de información sobre sus usuarios, amenazando así dar acceso al Partido comunista chino a informaciones personales de estadounidenses”, señala el decreto.

El jueves, el Senado estadounidense votó para prohibir que TikTok sea instalada en los teléfonos de los funcionarios federales. El proyecto de ley aprobado por el Senado controlado por los republicanos aliados de Trump ahora debe pasar a la Cámara de Representantes, dominada por la oposición demócrata.

Tencent se desploma un 10% en la Bolsa

El veto impuesto por la Casa Blanca a las aplicaciones TikTok y WeChat ha desatado un desplome inicial de hasta el 10% en las acciones del mayor gigante tecnológico chino, Tencent, propietario entre otros muchos negocios de la aplicación de mensajería WeChat. Las caídas del 10% equivalen a la pérdida de más de 50.000 millones de euros en términos de capitalización. Al cierre de la sesión ha bajado un 5%.

Las disputas tecnológicas entre las dos grandes potenciales mundiales van en aumento, y además de representar una amenaza sobre el conjunto de la economía, sus consecuencias golpean de lleno a empresas individuales.

A pesar de la dimensión de la compañía, la más valiosa de Asia en Bolsa, y de su diversificación, el castigo inicial a Tencent en la Bolsa de Hong Kong ha alcanzado el 10%, equivalente en términos de cotización a cerca de 50.000 millones de euros. Con el paso de la sesión el varapalo bursátil se ha moderado hasta el 5% final, y su valor en Bolsa se mantiene por encima de los 500.000 millones de euros.

El correctivo a Tencent supone un revés a los planes del Gobierno chino de fomentar el rally de las empresas tecnológicas chinas en Bolsa con el objetivo de ganar peso frente a los gigantes tecnológicos de Wall Street.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO