Donald Trump, presidente de Estados Unidos
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El presidente Donald Trump quiere sacar provecho de la venta de la TikTok, la app de vídeos de propiedad china. Si el domingo ya dio marcha atrás en su intento de prohibir esta plataforma en Estados Unidos por razones de seguridad nacional y dio el visto bueno a la compra de la rama estadounidense, tras una conversación telefónica con Satya Nadella, jefe ejecutivo de Microsoft, este lunes Trump puso sus condiciones. Da de plazo hasta el 15 de septiembre y quiere que el gobierno de Estados Unidos reciba una “buena” compensación.

Remarcó que ese plazo está vigente “para Microsoft o cualquier otra compañía americana” que la adquiera. Si no hay trato, entonces se activaría de nuevo la posibilidad de que firme una orden ejecutiva para vetar el funcionamiento de una plataforma que cuenta con 100 millones de usuarios en el país. “Una porción importante de esa operación debería ir a las arcas del Tesoro de EE.UU”, insistió.

“Es un trato justo”, recalcó. “Hemos hecho posible el éxito de TikTok”, concluyó.

Trump analiza prohibir el uso de TikTok

TikTokgate, ¿la causa del fiasco del mitín de Tulsa?

Por qué TikTok quedó en medio de la pelea entre China y Estados Unidos

Microsoft comprende completamente la importancia de atender las inquietudes del presidente. Está comprometida en adquirir TikTok, sujeta de una revisión completa de seguridad y brindar los beneficios económicos apropiados a Estados Unidos, incluyendo al Departamento del Tesoro de Estados Unidos”, indicó Microsoft en un comunicado.

La nueva estructura “se basaría en la experiencia que los usuarios de TikTok adoran actualmente, al tiempo que agrega protecciones de seguridad, privacidad y seguridad digital”. Así, “el modelo operativo para el servicio se construiría para garantizar la transparencia a los usuarios, así como la adecuada supervisión de la seguridad por parte de los gobiernos de estos países”, según el texto.

“Entre otras medidas, Microsoft se aseguraría de que todos los datos privados de los usuarios estadounidenses se transfieran y permanezcan en Estados Unidos”, añadió el comunicado, al tiempo que ha asegurado que los datos que actualmente están almacenados fuera del país norteamericano se eliminarán después de ser transferidos.

El caso TikTok manifiesta una vez más la volatilidad del presidente estadounidense. El viernes aseguró a los periodistas que en cualquier momento a partir del sábado podía decretar la prohibición de esa plataforma.

Asesorado por el secretario de Estado Mike Pompeo y Peter Navarro, responsable de la oficina comercial, Trump vio la oportunidad de dar con otra baza en contra del gigante asiático. Tenía la convicción de que esto le aportaría votos en un momento en que, según las encuestas, su campaña zozobra frente al rival demócrata Joe Biden, al que tratan de retratar como un político débil frente a China.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO