Fotografía: TWITTER
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Twitter está exhibiendo estos días el mismo comportamiento del que suelen hacer gala sus usuarios más radicales, o en su defecto el de una agencia de relaciones públicas que busca conseguir favs y retweets a toda costa. Lo peor y más paradójico de todo es que lo está haciendo en un sitio en el que se supone no tiene cabida ni autorización para operar: China.

Pinboard, el sitio web de marcadores sociales que dirige el empresario y crítico social Maciej Ceglowski, denunció que Twitter estaría recibiendo dinero por parte de la agencia china de noticias Xinhua, con tal de promover tweets en los que se describe a los protestas que han tenido lugar en Hong Kong en los últimos meses como violentas.

“Todos los días salgo y veo cosas y luego acudo a Twitter para reportarlas tan sólo para ver tweets promocionados que dicen cosas opuestas a lo que vi”, se lee en un tweet de Pinboard. “Twitter está recibiendo dinero por parte de los grupos de propaganda de China y exhibiendo estos tweets promocionados en contra de los principales hashtags que tienen que ver con las protestas en Hong Kong.

A lo largo de los meses que han transcurrido desde que comenzaron las protestas, la agencia de noticias que forma parte del gobierno de Beijing no ha parado de describirlas como extremadamente violentas.

“China es nuestro hogar, nuestra madre patria”, se lee en uno de los tweets promocionados por Xinhua. “Ciudadanos de Hong Kong llaman a detener la violencia, finalizar con el caos y restaurar el orden de la ciudad”, añade la publicación en la que se muestra a varios ciudadanos que llevan el rostro cubierto con tapabocas.

Las protestas, empero, que han sido documentadas por la prensa internacional, han sido severamente reprimidas por la policía de Hong Kong que he hecho uso de violencia excesiva con tal de apaciguar un conflicto que ciertamente ha escalado el nivel de sus demandas y que parece habérselo salido de las manos al gobierno de HK.

Twitter, así como otras redes sociales y plataformas de gran popularidad, están prohibidos en China. Sin embargo, eso no ha sido obstáculo para que Xinhua tenga su propia cuenta y le pague a Twitter para promover algunas publicaciones que si acaso no alcanzan a calificar de noticas falsas, por lo menos son bastante cuestionables.

No es la primera ocasión que Twitter se ve inmiscuido en un escándalo político a propósito de China. En junio pasado fue acusada de censurar a diversos críticos del gobierno de Beijing, tras remover sus cuentas días antes del aniversario de la Masacre de Tiananmen. Por toda respuesta, la red social se disculpó diciendo que las cuentas habrían sido retiradas por error.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO