COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Con más de 300 millones de usuarios activos, Twitter sigue siendo una de las redes sociales más populares. Y si bien en los últimos tiempos la cantidad de seguidores no está creciendo en la forma esperada, lo que sí han aumentado son los bots: actualmente el 1% del total de usuarios registrados no es humano.

Aunque un 1% puede parecer un porcentaje poco significativo, si se tiene en cuenta las dimensiones del microblogging, se trata de más de 3 millones de bots. Así lo determina un estudio de Séntisis, empresa que filtra la conversación bótica y la analiza de forma independiente, detectando aquellos usuarios o grupos de usuarios que publican exactamente los mismos tuits que otros sin generar contenido original.

Pero, ¿qué es en realidad un bot? Se trata de un usuario que no piensa en el contenido que comparte, que no genera contenido original y cuyo comportamiento puede ser normal en ocasiones. Como lo determina Séntisis, la palabra bot tiene un contexto negativo, pero no tiene por qué ser así.

Existen diversos tipos de bots. Algunos generan datos útiles como información sobre tráfico o precios, y otros pueden ayudar a los internautas a resolver sus dudas a las horas en las que no haya una persona detrás del ordenador.

Pero otros pueden ser utilizados con fines comerciales. Por ejemplo para posicionar las noticias en la red social y que aparezcan primero en la búsqueda de los usuarios, generando mayor tráfico en la web y así más ingresos. También se pueden utilizar para generar buena o mala imagen de alguien, participar de algún sorteo, etc.

Algunos bots, para evitar ser identificados por Twitter, tienen nombres y apellidos que se generan automáticamente. Incluso dejan de publicar cada cierto tiempo y se crean nuevas cuentas.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO