COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cada vez son más los fabricantes de automóviles que se están inclinando por presentar modelos de vehículos eléctricos. Uno de los recientes lanzamientos de la CES 2016, el Chevrolet Bolt EV 2017, logra elevar los estándares del rendimiento en la conducción y además fija un nuevo punto de referencia para el manejo accesible de los vehículos eléctricos de gran autonomía.

Los ingenieros desarrollaron su sistema de propulsión con el fin de ofrecer más de 320 km (en base a las estimaciones de GM) y una gran experiencia de manejo que se asemeja más a un sedán deportivo compacto que a un todoterreno utilitario pequeño.

Al igual que la mayoría de los vehículos eléctricos en los caminos, el sistema de propulsión utiliza un único motor eléctrico de alta capacidad para impulsar el auto. Pero es el diseño de un motor suave, poderoso y silencioso, la configuración de las marchas y el sistema electrónico de cambios lo que lo diferencia del resto.

El equipo de ingeniería diseñó el motor eléctrico con una configuración de engranajes y ejes de desplazamiento hecha a medida para cumplir con los objetivos de autonomía y rendimiento; más de 320 km estimados de autonomía (200 millas). El motor tiene la capacidad de producir hasta 266 libras-pie (360 Nm) de torque y 200 CV (150 kW) de potencia. Combinado con una proporción de propulsión final de 7,05:1, ayuda a impulsar el Bolt EV de 0 a 60 mph en menos de 7 segundos.

La potencia producida es controlada por el primer sistema de cambio de velocidades de precisión electrónica de Chevrolet. Estos sistemas de cambio de velocidades y estacionamiento eléctrico envían señales eléctricas a la unidad de propulsión del Bolt EV para proveer una sensación precisa y salida de potencia y torque, en base a la selección de modo de manejo y las entradas del acelerador. Una palanca de velocidades eléctrica requiere menos espacio para el paquete que una palanca mecánica tradicional, lo que resulta en mayor espacio y un mejor diseño del interior.

El frenado regenerativo se ha convertido en más que una simple herramienta para mejorar la autonomía, también se ha transformado en una característica que puede proporcionar una mejor experiencia de manejo de los vehículos eléctricos.

Por medio de la combinación de controles de software y desaceleración regenerativa incrementada, el manejo con un sólo pedal permite al vehículo disminuir la velocidad y detenerse por completo sin usar un pedal de freno en determinadas condiciones de manejo.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO