COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El test, que aún no está a la venta, ha sido desarrollado por investigadores de Harvard

 Científicos de Harvard (EE.UU.) crearon un test que analiza la calidad del semen de manera rápida, sencilla, barata y precisa con la cámara de un teléfono móvil. El test mide tanto la cantidad de espermatozoides como su movilidad.

El avance puede facilitar la detección de la infertilidad masculina, que es tan común como la femenina pero se diagnostica menos. “Muchos hombres se sienten incómodos de acudir al urólogo, y las mujeres suelen cargar con el peso de la infertilidad”, resumen los investigadores.

“Queríamos conseguir que las pruebas de infertilidad masculina sean tan sencillas y asequibles como los tests de embarazo que se hacen en casa”, declara en un comunicado Hadi Schafiee, director de la investigación.

El invento también puede ser útil para hombres que se han sometido a una vasectomía, destacan los investigadores. En la actualidad, estos hombres deben volver a la consulta del urólogo para verificar que su semen ha dejado de ser fértil. Muchos, sin embargo, no completan las pruebas recomendadas tras la operación. Disponer de un test casero puede facilitar que hombres comprueben si la operación ha sido un éxito.

Para realizar el test, basta con recoger un minúsculo volumen de semen con una especie de jeringa. La jeringa lleva en su interior un chip de análisis de microfluidos. Este chip se introduce en un dispositivo creado por los investigadores de Harvard. El dispositivo está diseñado para poder fijar el celular encima. La cámara del celular, con la ayuda de las lentes situadas en el interior del dispositivo, analiza la muestra de semen. El resultado se obtiene en cinco segundos.

test de semen.

El test ya se ha ensayado en 350 muestras de semen  de un centro de reproducción asistida de Boston. Lo han probado tanto técnicos de laboratorio como personas sin ninguna preparación técnica. Los resultados han sido similares en ambos grupos. Han sido correctos en un 98% de las muestras, un porcentaje similar al de los análisis de semen que se hacen en laboratorio.

Los investigadores tienen previsto solicitar próximamente a la Agencia de Alimentos y Fármacos (FDA) de EE.UU. autorización para comercializar el dispositivo. Este tipo de análisis puede extenderse también para otros fluidos como la saliva y la sangre en un futuro.

 

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO