COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
El universo de smartphones con funciones de seguridad crece a cada instante, motorizado por el aumento de los ataques a equipos móviles, especialmente los que corren Android. Blackberry solía ser la opción más segura, pero luego aparecieron otras, como BlackPhone o el reciente Solarin, que costará más de US$ 10 mil. Pero en el sitio de crowdfunding IndieGogo apareció el UnaPhone Zenith, un equipo que garantiza la mayor seguridad seguridad gracias a una curiosa estrategia.
El teléfono es una variante del Elephone P9000, conocido por ser el primero en tener un procesador de 10 núcleos. Corre con UnaOS, un a ROM personalizada de Android 6.0 “Marshmallow” que no cuenta con ninguna de las aplicaciones de Google (Gmail, Maps, etcétera), frameworks ni bibliotecas. Esto permite que la mayoría de las vulnerabilidades del sistema operativo del Google sean evitadas.
Además, el teléfono no puede identificado por el operador, no se pueden obtener permisos de “root” de ninguna forma, el bootloader está desactivado, los datos que se guarden están encriptados por defecto y el acceso ADB está bloqueado, así que tampoco se puede acceder a la información al conectar el dispositivo a una computadora.
Por otro lado, el UnaPhone Zenith viene con 40 aplicaciones completamente testeadas que podrían satisfacer todas las necesidades del usuario, para que no requiera descargar otras. El asunto radica en que es imposible instalar otras aplicaciones. Y, además, las actualizaciones del teléfono serán enviadas de modo encriptado cada vez que exista una nueva versión del sistema operativo. También las apps de comunicaciones están cifradas de punta a punta, para evitar que se intercepten llamadas o mensajes.
Según reveló PhoneArena, si la campaña de financiamiento colectivo funciona, los envíos de los equipos comenzarán en septiembre próximo. El precio del UnaPhone Zenith arranca en los 439 dólares.
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO