COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ya comenzó la temporada de verano en Punta del Este y el gobierno ve con preocupación el efecto en el turismo uruguayo del “dólar turista” que comenzará a aplicar a partir del 1° de enero. Además de los beneficios que ofrece el país para turistas no residentes, entidades financieras emiten tarjetas prepagas para extranjeros.

El argentino, al usar la tarjeta prepaga uruguaya, no paga el impuesto del 30% del valor efectuado que aplica argentina para compras en el exterior.

Comerciantes uruguayos están impulsando el uso de tarjetas prepagas, que se consiguen en el vecino país, para que turistas argentinos tengan un tipo de cambio más favorable, libre del impuesto a las operaciones cambiarias.

La idea es utilizar este tipo de tarjetas, similares a las de débito, que no están asociadas a cuenta bancaria alguna. Se cargan con dinero y luego se va utilizando para hacer pagos electrónicos, y son útiles para no tener que llevar dinero físico en todo momento.

La empresa Mastercard extendió el uso de ese tipo de plásticos en ese país desde que en 2014 se sancionó la Ley de Inclusión Financiera, que obliga a que todos los pagos de salarios se hagan por medios electrónicos. En Uruguay ya existen más de un millar de comercios que emiten estas tarjetas de forma rápida, las cuales son innominadas, no tienen titular, con sólo presentar DNI y fotocopia.

El turista que llega a Uruguay con pesos argentinos tiene que comprar pesos uruguayos y luego cargar esos fondos en la tarjeta prepaga y, a partir de ese momento, manejarse con ese plástico durante sus vacaciones hasta un límite de diez mil dólares.

Por este sistema el turista logra obtener pagar un dólar de algo más de $70 frente a los $82 del denominado “dólar solidario”. El uso de la tarjeta da también otras ventajas, como acceder a beneficios fiscales de los que gozan los uruguayos, como un 24% de descuento al impuesto a los combustibles combustibles en zona de frontera y 9 puntos de IVA en consumos gastronómicos, a los que se le suman 4% por el uso de un medio electrónico para el pago.

Ezequiel Passarelli, contador argentino especialista en impuestos, comentó que “habría que ver bien cuál sería el beneficio en concreto” en referencia al tipo de cambio que se maneja en Uruguay.

Se podría pensar que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) -agente recaudador argentino- solicite en un futuro los datos de su población que compra las tarjetas prepagas ya que entre Uruguay y Argentina existe un convenio bilateral de información tributaria.

Sin embargo, en la ley 19.032 se establece que el acuerdo “no incluye medidas dirigidas únicamente a la simple recolección de evidencias con carácter meramente especulativo”. Esto, según Fabián Birnbaum, contador especialista tributario, prohíbe que dicho fisco le diga a Uruguay “dame toda la información de los argentinos”.

A pesar de ello, existe la posibilidad de que Argentina realice una solicitud de información que tiene un procedimientos y una formalidad determinada, dijo Birnbaum. En el pedido se debe incluir, entre otras cosas, la identidad de la persona y porqué se piden determinados datos, agregó.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO