COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El valor comercial del software ilegal utilizado en el Argentina, asciende a US$ 554 millones. Respecto al porcentaje de software sin licencia instalado en las computadoras, Argentina alcanza el 69%, frente a un 55% en la región Latinoamérica.

Esta situación, demuestra que el país no ha hecho grandes avances en materia de educación y concientización sobre el uso legal de software y el correcto uso del programa interno de gestión de activos de software (SAM).

Los estudios realizados por BSA | The Software Alliance resaltan que es imperativo para una empresa conocer el software que se utiliza dentro de su red. De hecho, uno de los hallazgos del estudio señala que muchos Directores de Informática no conocen el alcance del software implementado en sus sistemas o desconocen si el software el legítimo. Según la investigación, estos directores estiman que un 15% de sus empleados cargan software a sus redes sin su conocimiento. Pero están subestimando el problema de manera significativa; casi el doble (26%) dice que cargan software sin autorización a la red.

Ciberseguridad y correlación con el malware

El año pasado, BSA encargó a IDC examinar la correlación entre las tasas de software no autorizado y el malware. Lo que encontraron fue una correlación muy alta entre las tasas de uso de software sin licencia y los encuentros de malware (0,79 correlación). Cuanto mayor sea la tasa de software de PC sin licencia, mayor será la probabilidad de que los usuarios experimenten malware potencialmente debilitante.

Para resaltar cuán amplios pueden ser los riesgos de la seguridad cibernética, cada 3 minutos la organización promedio experimenta algún tipo de evento de malware. Muchas compañías no cuentan con sistemas lo suficientemente sofisticados para detectar estos ataques.  El número medio de días que tardan las empresas en detectar que han sido violentadas llega a 205 días. IDC estima que solo en 2014, las empresas a nivel mundial gastaban casi US$ 500.000 millones tratando con los costos de tales infracciones e incidentes de malware.

Esta es una gran preocupación para las empresas y organizaciones de todo el mundo. 430 millones de nuevas piezas de malware fueron descubiertas en 2015, un 36% más que en 2014. Ese mismo año, más de medio billón de registros de información personal fueron robados o perdidos debido a violaciones de datos. Este daño es difícil de exagerar, pero IDC estima que el costo total de los ciberataques superó los US$ 400.000 millones en 2015.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO