COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Chevrolet Cruise AV, un eléctrico basado en el modelo Bolt  está dotado con 21 sensores de largo y corto alcance, 4 radares articulados y 16 cámaras, además de 5 sensores LiDIAR.

Como si todo esto fuera poco, lo más interesante de este auto es no tener volante ni pedales, por lo cual no contará con ningún tipo de control manual en su interior.

Para controlarlo el conductor lo hará a través de la voz o de una app.

El coche no necesitará conductor y tratará a los ocupantes como pasajeros. Está previsto que realice las funciones de coche compartido y las primeras pruebas reales se realizarán a finales de este mismo año en las calles de algunas ciudades de Estados Unidos.

Como hasta el momento las regulaciones no permiten circular este tipo de automóviles por las calles, General Motors ha presentado una petición de seguridad al Departamento de Transporte de Estados Unidos para que permita el despliegue Cruise AV.

El presidente de General Motors, Dan Ammann, aclaró que su objetivo no es saltarse los estándares de seguridad sino “cumplirlos de forma diferente”. Ammann presentó a su vez una solicitud de exención para intentar cambiar el formato de seguridad en los coches, que está pensado para los vehículos que se venden en la actualidad.

Este cambio en la regulación “es necesario para cumplir las promesas que actualmente está haciendo la tecnología”, recalcó.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO