COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hace 200 millones de años, todos los continentes que hoy forman la superficie terrestre se encontraban unidos en un supercontinente conocido como Pangea, un territorio que estuvo habitado por los primeros dinosaurios. El continuo movimiento al que están sometidas las placas tectónicas hizo que esa masa continental se separase poco a poco para dar lugar a los continentes tal y como los conocemos en la actualidad.

National Geographic ha publicado qué forma tendrá la superficie terrestre dentro de 250 millones de años.

La división de Pangea en continentes provocó la aparición de los océanos Atlántico, tras la separación de América, Europa y África; e Índico, además de los mares y costas, que fueron tomando la forma que tienen ahora. El movimiento de las placas tectónicas, que no cesa, hace que hoy en día el Océano Atlántico se ensanche alrededor de 2,5 centímetros cada año.

Según la investigación de esta revista, dentro de 100 millones de años, el Atlántico se reducirá a causa de la actividad tectónica del este de América, haciendo que los continentes converjan.

Así, dentro de 250 millones de años, el Atlántico prácticamente habrá desaparecido, pues los continentes se habrán vuelto a unir en una masa continental: la Pangea Ultima. El choque entre las grandes placas terrestres provocará la aparición de nuevas cordilleras de gran altitud.

Fuente: WEF

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO