COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Vodafone anunció este martes que en los próximos meses introducirá comercialmente en el software de sus redes móviles en España algoritmos de Inteligencia Artificial (IA) que permitirán optimizar y mejorar su funcionamiento. Santiago Tenorio, el responsable mundial de redes del grupo Vodafone, explicó esta mañana que la multinacional ha estado desarrollando durante los últimos 18 meses, en su grupo de radio en España, estos algoritmos en colaboración con Ericsson y Huawei, sus principales suministradores de red móvil en España, pero también con Nokia, con quien trabajan en otros mercados. Los fabricantes introducirán estas nuevas funciones en sus equipos comerciales para todos los operadores.

Con la introducción masiva de estas funciones de Inteligencia Artificial, Vodafone espera que sus redes pasen de ser reactivas ante un problema, como ocurre ahora -es decir que cuando se produce un conflicto reaccionan a él, aunque siempre de la misma forma, aunque no sea la más adecuadas- a ser cognitivas y predictivas, de forma que aprendan de los errores y problemas y consigan evitarlos antes de que se produzcan, al tiempo que optimicen la asignación de recursos.

Entre los problemas a los que se enfrentan la gestión de las redes está la creciente complejidad de asignar a un teléfono de un cliente, cuando está en la calle una antena y unas bandas concretas de frecuencias, cuando pasa de una celda a otra, con el objetivo prioritario de que la llamada o la sesión de datos no se corte y además que el cliente disponga de la mayor capacidad y velocidad que la red le pueda ofrecer.

Ahora, típicamente, cada estación base -el emplazamiento radioeléctrico donde se encuentran las antenas y la electrónica de la red- gestiona tres frecuencias, pero en dos o tres años tendrá hasta nueve frecuencias y el número de antenas se multiplicará al menos por 10 veces, por lo que la gestión del traspaso de llamadas, entre una celda y otra, se hará inmensamente más complejo, un proceso que mejorará sustancialmente con la IA.

De esta forma, estos algoritmos de Inteligencia Artificial elegirán cuál es la mejor celda para asignar a cada usuario, con la ventaja de que el teléfono del cliente no tendrá, como ocurre ahora, que medir el nivel de señal que recibe de cada antena. Esto permitirá al menos duplicar la rapidez en tareas como el balance de carga de tráfico entre celdas próximas; el traspaso más rápido y más seguro de llamadas de una celda a otra y la elección de las mejores frecuencias para el uso de agregación de frecuencias o carrier aggregation, una función de la red con el 4G y el 5G que permite al cliente utilizar varias frecuencias a la vez, en la misma sesión de datos, para mejorar la velocidad de descarga.

Fuente: Expansión

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UNA RESPUESTA