COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ford anunció que la alemana Volkswagen (VW) ha completado su inversión de 2.600 millones de dólares en la empresa de desarrollo de conducción autónoma Argo AI, con lo que el control de la empresa estadounidense se divide entre los dos fabricantes de automóviles.

Inicialmente, Ford invirtió en febrero de 2017 mil millones de dólares en Argo AI para incorporar su tecnología de inteligencia artificial en vehículos autónomos y licenciar la tecnología a otros fabricantes de automóviles.

El increíble coche eléctrico que no pudo ser

La primera tecnología de conducción totalmente autónoma de Volvo llegará en 2022

Google capta 2.020 millones y presiona en la carrera por el coche autónomo

Y en julio de 2019, Ford y Volkswagen anunciaron un acuerdo para ampliar su cooperación al área de vehículos eléctricos y conducción autónoma que incluía la inversión del fabricante alemán de 2.600 millones de dólares en Argo AI.

De esta cifra, VW aportaría 1.000 millones de dólares en líquido y 1.600 millones de dólares por la aportación de su filial Autonomous Intelligent Driving (AID).

El vicepresidente de Ford para vehículos autónomos, John Lawler, señaló hoy en un blog de la compañía que “la inversión de Volkswagen en Argo AI se completó el 1 de junio”, a pesar de que “las incertidumbres del ambiente empresarial de hoy han creado problemas para las asociaciones e inversiones en el espacio de la conducción autónoma”.

Ford y Volkswagen anuncian inversión multi millonaria con Argo IA

Lawler destacó que la presencia de VW en Argo AI hace que el software de la empresa sea “el primero con planes de introducción tanto en Europa como en Estados Unidos“, lo que la convierte en la plataforma con “el mayor potencial de presencia geográfica” entre todas las tecnologías de conducción autónoma de hoy en día.

Pero Ford también destacó que, a pesar del acuerdo con VW, el fabricante estadounidense “seguirá independiente y ferozmente competitivo para producir su propio servicio de conducción autónoma” y que “Ford no está reduciendo su gasto total en el espacio de vehículos autónomos”.

Por su parte, Bryan Salesky, consejero delegado de Argo AI, y Reinhard Stolle, vicepresidente de la compañía, señalaron en un blog que con la finalización de la inversión de VW se han “convertido en una empresa global y damos la bienvenida a los nuevos compañeros a la familia de Argo AI”.

Los directivos de Argo AI añadieron que su sede en la localidad alemana de Munich será la sede europea de la compañía y su quinto centro de ingeniería, tras los existentes en las localidades estadounidenses de Pittsburgh, Detroit, Palo Alto y Cranbury.

La creación de Argo Munich ampliará la plantilla de la compañía a más de 1.000 trabajadores en todo el mundo, concluyó Argo AI. 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO