COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El gigante estadounidense Wal-Mart acaba de pedir a los reguladores de dicho país permiso para probar aviones no tripulados para la entrega a domicilio y en sus almacenes, como un signo que muestra su interés de no perder pisada a Amazon en el uso de drones para llenar y entregar los pedidos online.

La mayor firma mundial de venta al por menor desde hace varios meses está llevando a cabo pruebas internas de estos pequeños dispositivos y ahora están buscando por primera vez probarlos al aire libre. Tiene previsto utilizar aviones fabricados por la compañía china SZ DJI Technology.

Además de contar con aviones no tripulados para llevar inventarios fuera de sus almacenes y realizar otras tareas destinadas a que su sistema de distribución sea más eficiente, Wal-Mart está pidiendo a la Administración Federal de Aviación (FAA) permiso para investigar el uso drones en “las entregas a los clientes en los establecimientos de Walmart, como así como a los hogares de los consumidores“, según una copia de la solicitud revisada por Reuters.

La decisión se produce a medida que empresas como Amazon, Google y otras de este estilo testean drones con la expectativa de que el ente regulador estadounidense establezca pronto el régimen de uso comercial de estos dispositivos.

El Subadministrador de FAA, Michael Whitaker, dijo en junio que la agencia espera que se puedan finalizar las regulaciones en los próximos 12 meses, más rápido de lo había sido previsto anteriormente.

El uso comercial de drones es actualmente es ilegal, si bien las empresas pueden solicitar exenciones. Ese es el caso de Wal-Mart y Amazon. Hasta la fecha, 2.100 empresas han logrado una excepción legal para comprobar la efectividad de estos aparatos en acciones comerciales.

La FAA revisará ahora la petición de la cadena de descuento para determinar si es suficientemente similar a las instancias anteriores que han culminado el proceso con éxito y puede pasar por el procedimiento con rapidez. La FAA suele responder este tipo de peticiones en un máximo de 120 días.

“Los drones tienen un gran potencial para conectar nuestra red de tiendas y de centros de distribución”, dijo un portavoz de Wal-Mart. “El 70% de la población estadounidense tiene una de nuestras tiendas en un radio de cinco millas (ocho kilómetros), por lo que las posibilidades de servir pedidos de nuestros clientes con drones son únicas y muy interesantes”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO