COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En un mundo de rápidos cambios y acentuada incertidumbre hace falta un liderazgo fuerte pero que además responda y asuma la responsabilidad, tanto en los sectores público como privado. Esta es la conclusión de los líderes de gobierno y el mundo de los negocios en la sesión de cierre del Foro Económico Mundial para América Latina 2017.

“Necesitamos aspirar al futuro y tener una actitud positiva a la luz de los enormes cambios que se están dando”, aconsejó Marcos Peña, jefe de Gabinete de Ministros de Argentina. “Jamás ha sido tan importante el liderazgo en términos de los negocios y la política. Necesitamos reformular los argumentos a favor del orden liberal. Son complejos y la sociedad ha empezado a perder su confianza en el orden establecido,” añadió Michael Rake, presidente de BT Group. “La división política e ideológica entre la izquierda y la derecha ya no tiene validez”, les dijo a los participantes Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial. Agregó que los líderes de gobierno que implementan las reformas necesarias no son los únicos que tienen que brindar un liderazgo ágil, sino que los líderes del mundo de los negocios también tienen que estar dispuestos a responder y ser responsables, y cumplir con su obligación de interactuar con aquellos que puedan sentirse dejados de lado en este mundo de rápidos cambios.

Más de 1.000 participantes de más de 65 países participaron del 12do Foro Económico Mundial para América Latina en Buenos Aires, Argentina, entre el 5 y el 7 de abril de 2017. El tema del evento en esta oportunidad fue “Promoviendo el desarrollo y el emprendedorismo en la Cuarta Revolución Industrial”.

Ahora que los países de América Latina están volviendo a crecer tras dos años difíciles, el sostenimiento de la recuperación durante este período de incertidumbre es al mismo tiempo un gran desafío y una gran oportunidad para la región. Por ejemplo, Argentina “está en el medio de la transición”, explicó Peña. “Somos un país que se había cerrado pero que ahora está descubriendo que el mundo es una oportunidad”. Para Argentina y otros países de la región eso significa implementar reformas estructurales necesarias y encontrar las formas de profundizar la integración regional. “Las instituciones que fueron diseñadas para un mundo que ya no existe tienen que cambiar”, señaló Peña.

La integración regional es crítica, en especial en un momento en que hay creciente preocupación por el proteccionismo en todo el mundo. “El Mercosur y la Alianza del Pacífico tienen que encontrar el modo de reformular su relación y caminar juntos”, opinó el co-presidente de la reunión Marcos Bulgheroni, director ejecutivo de Pan American Energy, en referencia a los dos principales bloques comerciales de América Latina.

Industria 4.0

Otro de los desafíos clave para América Latina es el de trabajar sobre el impacto de la Cuarta Revolución Industrial, y de los rápidos cambios tecnológicos que afectan todos los aspectos de la vida. La educación, por supuesto, es importante. “Pero no les estamos dando a nuestros jóvenes la educación adecuada”, advirtió Rake. “Dejar a la gente sin la educación adecuada va a representar un problema más grande”. El co-presidente de la reunión Asheesh Advani, Presidente y CEO de JA Worldwide, también concluyó. “Necesitamos el tipo de educación que forme mayor resiliencia en los jóvenes”. Convocó a conducir estudios para determinar el equilibrio adecuado entre la inversión en tecnología y la inversión en los jóvenes adultos. Y respaldó la necesidad de asegurarnos de que los emprendimientos y organizaciones sociales sean reconocidas como parte de la sociedad civil, con la capacidad de recibir el financiamiento que necesitan.

“El gran de safío para el mundo será el tema de la calificación para conseguir empleo”, declaró Geraldo Alckmin Filho, gobernador de Sao Paulo, Brasil. Los países de América Latina deben trabajar para resolver las inequidades y encontrar la forma de asegurar que la gente pueda encontrar buenos empleos. “Nuestra región no pude caer en la trampa del populismo y el aislamiento. El camino que hay que tomar es el de consolidar nuestras democracias, impulsando una mayor competitividad y fortaleciendo el comercio exterior, buscando oportunidades en el mundo”.

Brasil expresó el deseo de abrir su propio laboratorio para trabajar y resolver sus desafíos en términos de la competitividad. Emprendedores sociales: 25 emprendedores sociales se reunieron para debatir sobre qué camino seguir en un mundo movido por sistemas y sobre la fertilización cruzada entre los inversores de impacto y los emprendedores sociales, además de honrar a los Emprendedores Sociales de la Fundación Schwab en este 2017. “Ser un emprendedor de sistemas requiere de un profundo giro en la mentalidad para ir más allá de tu modelo de servicio directo y dejar atrás cosas con el fin de cambiar todo un sistema impulsado por propósito y valores”, explicó Patrick Struebi, CEO de Fairtrasa, uno de los emprendedores sociales.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO