Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos. Foto: Embajada de EU en Argentina.
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Wilbur Ross, secretario de Comercio de los Estados Unidos, aseguró que la oficina que dirige le ha otorgado una prórroga de 90 días más a Huawei, justo en el momento en que estaba por iniciar el veto impuesto por el gobierno de Washington, esto en el marco de la guerra comercial que tiene enfrentados a China y los Estados Unidos.

“Hay noventa días más para las compañías de telecomunicaciones de Estados Unidos”, dijo Ross durante una aparición en un programa de Fox Business Network, el canal de noticias especializado en negocios y finanzas de Fox Corporation. “Algunas de estas compañías dependen de Huawei, de modo que estamos dándoles un poco más de tiempo para que puedan desengancharse de ellos. Sin embargo, no se han concedido licencias específicas de ningún tipo”.

La declaración de Ross contradice lo dicho por Donald Trump el día de ayer, quien señaló que su administración probablemente no garantizaría otra prórroga a Huawei, aludiendo a razones de seguridad nacional. “En este momento parece muy probable que no vamos a hacer negocios” dijo el actual inquilino de la Casa Blanca.

La aplicación de la prórroga, que ahora se extiende hasta el próximo 19 de noviembre, no está exenta de una cláusula tramposa. Ross también anunció que el departamento de Comercio decidió añadir 46 subsidiarias más de Huawei a la llamada “Entity List” o “Lista negra”, en la cual aparecen aquellas empresas que han sido señaladas por Washington como poco fiables.

“Ahora tenemos más de 100 subsidiarias en la Lista negra. Añadir más hará mucho más difícil para Huawei que pueda evadir estas sanciones”, dijo Ross.

La prórroga supone un alivio para el gigante chino de las telecomunicaciones, que acaso podrá lanzar al mercado su nuevo teléfono, el Mate 30, pudiendo disponer de todas las aplicaciones de la plataforma Android.

Con ésta serían ya dos las ocasiones en que Washington da marcha atrás en el conflicto que mantiene con Beijing: la semana pasada, Donald Trump exentó a ciertos productos chinos (computadoras, teléfonos, consolas de juego, etc.) del arancel de 10% que entrará en vigor el próximo 1 de septiembre, esto con la intención de no afectar los bolsillos de los consumidores estadounidenses de cara a las compras decembrinas.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO